Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

CONCEPTO DE IMAGEN EN ACUPUNTURA DE TUNG

Imagen de Correspondencia



Analizando el cuerpo según su sistema, existe siempre una imagen de correspondencia que permite asociar al terapeuta -una vez que la zona del cuerpo afectada se ha diagnosticado correctamente- identificar una o más regiones adecuadas para la punción del cuerpo.
Un aspecto importante del sistema de Tung está implícito en esta definición, a saber, que la propia área enferma no se debe punzar.

Todos los puntos de acupuntura utilizados, pueden ser puntos distales.
El símbolo de la llave y el término utilizado para describir la imagen de Correspondencia de partes del cuerpo relacionadas entre sí es el Taiji. Un término alternativo utilizado a veces es "correspondencia holográfica." 



En el contexto de la Acupuntura de Tung, Taiji significa que todas las propiedades -o en términos modernos, toda la información- de todo el cuerpo es también
contenida en sus partes individuales. Esta interrelación mutua entre partes correspondientes, proporciona la lógica para el tratamiento de estructuras enfermas por punzonado en otras áreas sanas distales y análogas.

Podemos observar que la ciencia moderna ha demostrado correlaciones entre varias interpretaciones de la imagen. Sin entrar en un análisis detallado queremos mencionar brevemente tres de ellos:

Embrionario. Las células contienen suficiente información genética para desarrollarse en un organismo completo, e incluso en la edad adulta, las células pueden retener
algunos de estos potenciales.

Otro ejemplo es la superficie de la corteza sensorial- motora del cerebro, que se parece a un mapa distorsionado de todo el cuerpo y gobierna importantes relaciones de las extremidades y el tronco. Aquí una parte del cuerpo, la corteza, "corresponde" a un sistema completo.

Sin embargo, otro fenómeno bien documentado, aunque mal entendido es el del "dolor localizado", que en contraste con otro tipo de dolor que se irradia, aparece en zonas distantes del tronco o las extremidades durante enfermedades de los órganos internos.

La interpretación dentro de las coordenadas de China sería que los sitios en los que el dolor se siente en realidad "corresponden" con el órgano enfermo.



miércoles, 17 de diciembre de 2014

TRATAMIENTO DE LAS ANGINAS Y DOLOR DE GARGANTA MEDIANTE ACUPUNTURA DE TUNG



ANGINAS, DOLOR DE GARGANTA 



Puntos aconsejados por el método del Maestro Tung contra las enfermedades de la garganta. 
El más efectivo, y que se suele utilizar como
compañero interruptor de todos los demás:

http://www.amazon.es/ACUPUNTURA-DEL-MAESTRO-TUNG-APLICACIONES-ebook/dp/B015QF26AA/ref=sr_1_3?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1453828213&sr=1-3 


22,05   LING GU                   

Se puede combinar con:  


 77,05   YI ZHONG,  SANGRAR

 77,06  ER ZHONG, SANGRAR

 77,07  SAN ZHONG,  SANGRAR

 77,22  CE SAN LI

 77,24  ZU QIAN JIN

 77,25  ZU WU JIN

 77,27  WAI SAN GUAN





11,08  CHIH WU KING (CINCO DEDOS DE ORO) - 0.05 CUN


 44,01  FEN-KING  (DIVIDIENDO EL ORO) – 0.5-1 CUN OBLICUO  


 77,24  TSU CH’IEN KING (MIL PIES DE ORO) – 0.5 – 1 CUN


 77,25  TSU WU KING  (CINCO PIES DORADOS) – 0.5-1 CUN


 88,32  SHIH YIN  (VOZ PERDIDA)  - 0.3-0.5 CUN


 99,07  ERH PEI (DETRÁS DE LA OREJA) 


  A.04   SAN CHA SAN (PARTE DE SAN CHA TRES)


33,16   QU LING (CURVA MONTÍCULO) – Microsangrado


66,04    HUO ZHU  (FUEGO MAESTRO)


22,05    LING GU + 22,04 DA BAI  + SJ2 (SANJIAO 2)


IG4   +  P11


IG17,  IG18   (MICROSANGRADO)


E8,  E9,  E11 (MICROSANGRADO)


PC9  +  PC11(MICROSANGRADO)







sábado, 4 de octubre de 2014

ALGUJNOS CONSEJOS CONTRA LOS EFECTOS DE LA MENOPAUSIA




ALGUNAS RECETAS CONTRA LA MENOPAUSIA


Caminando por la senda, comienza a llegar el otoño. Las hojas se tiñen de ocre. Se van secando algunas, y poco a poco van cayendo agitadas por el viento.

 El paisaje se torna de otros tonos, pero el viaje sigue.

Se indican a continuación algunas formas de aliviar el problema para quienes lo padezcan. Métodos sencillos y naturales al alcance de cualquiera.

Infusión de cáscara de trigo
Ingredientes: 10 azufaifos rojos, 30 g de cáscara de trigo y 30 g de regaliz caramelizado. Se hierven en agua y se toman una vez al día. Nota: La cáscara de trigo es lo que queda en la superficie del agua  cuando se lava. El regaliz caramelizado es el regaliz tostado con miel.

Infusión de hierba de San Juan
La hierba de San Juan (hipérico o corazoncillo) se incluye entre las más beneficiosas hierbas para problemas nerviosos. Es también muy eficaz para mitigar los efectos de la menopausia, la fatiga y el dolor muscular. Externamente se emplea para contusiones, mordeduras y picaduras de insectos, quemaduras y para ayudar a cicatrizar las heridas.

Limón con cáscara de huevo disuelta
La menopausia suele suponer cierta falta de calcio en las mujeres, que puede conducir a la osteoporosis.
En tales circunstancias, este remedio con limón resulta muy recomendable.
Ingredientes:
1 huevo
1 limón
Preparación
Poner el huevo en un vaso y cubrirlo con zumo de limón. Dejarlo reposar 24 horas. Una vez pasado ese tiempo, retirar el huevo, que aún se puede usar en la cocina, y colar el líquido.
Uso
El calcio que ha quedado en el zumo Ayudará a reponer las defensas.

SEQUEDAD VAGINAL
Baños vaginales de milenrama, tomillo y hojas de nogal
Ingredientes
1,5 l de agua
1 puñado de milenrama
1 puñado de tomillo
1 puñado de hojas de nogal
Preparación
Hervimos las tres hierbas en el agua durante unos 5 minutos a fuego lento. Pasado ese tiempo, lo retiramos del fuego y lo colamos.
Uso
Se deja enfriar hasta que esté tibio y, a continuación, se aplica utilizando una pera de goma que se vende en farmacias, dejándolo actuar durante 5 minutos.
Debe repetirse la operación dos veces al día, una de ellas antes de acostarse. A continuación, es recomendable aplicarse aceite de germen de trigo, rico en vitamina E, que hidrata por dentro y ayuda a la hora de mantener relaciones sexuales. O incluso mejor, utilizar el gel de caléndula.

Gel de caléndula
La sequedad vaginal es una desagradable y habitual consecuencia de la menopausia. Para combatirla, es recomendable incluir perlas de onagra (3 al día), aceite de germen de trigo (2 o 3 cucharadas al día) y aceite de oliva en la dieta. Además, este gel de caléndula es un remedio especialmente efectivo.
Ingredientes
25 g de vaselina ,100 g de aceite de germen de trigo, 4 flores de caléndula (o su equivalente si es seca)
Preparación
Se pone la vaselina en un recipiente al baño maría y, cuando se vaya deshaciendo, se le añade el aceite de germen de trigo y la caléndula (tanto los pétalos como el cáliz). Debe estar unos 45 minutos a fuego lento. Pasado ese tiempo, y antes de que se enfríe y se solidifique la vaselina, ha de colarse con una gasa.
Uso
Es aconsejable aplicarlo tras realizar unos baños vaginales con el cocimiento de milenrama, tomillo y hojas de nogal.

SOFOCOS

Cocción de salvia y lúpulo
Cerca del noventa por ciento de las mujeres sufren sofocos durante los primeros meses de la menopausia.
Este remedio, sencillo, es además un tratamiento embellecedor.
Ingredientes
½ litro de agua
1 puñado de salvia
1 puñado de hojas de olivo
1 puñado de lúpulo
Preparación
Se hierven los tres ingredientes durante 5 minutos a fuego lento y, se dejan reposar otros 10.
Transcurrido ese tiempo, se cuela a un tarro de cristal.
Uso
Distribuiremos el cocimiento en tres tomas diarias, una antes de cada comida.

La soja
Es especialmente importante para las mujeres durante la menopausia. Puede consumirse en brotes, en forma de leche o en sus derivados como el tofu.

OLIGOELEMENTOS
Mn-Co

Lunes, miércoles, viernes  Mn-Co
Martes, jueves, sábados     Li
Noches Magnesio

Zhi Bai Di Huang Tang

FITOTERAPIA FITOKI
F-019
F-013 + V003

viernes, 3 de octubre de 2014

LECHE DE SOJA Y DE OTROS CEREALES, FRUTOS SECOS Y LEGUMBRES


LECHES VEGETALES


A veces, llamamos leches a las bebidas vegetales, aunque el nombre de leche debería ser utilizado únicamente para referirnos a la leche materna o de procedencia animal.



Son varias las bebidas vegetales que podemos encontrar en un comercio de alimentación naturista, realizadas cada una a base de diferentes alimentos como por ejemplo, a partir de frutos secos (almendras, nueces, avellanas), de algún cereal (arroz, lino, cebada, alpiste, avena), o de alguna legumbre (soja, lentejas).



Las leches vegetales han comenzado a popularizarse en todo el mundo, sobre todo por el creciente número de personas que tratan de consumir alimentos nutritivos, con bajo contenido calórico y de fácil digestión que les ayuden a contrarrestar los efectos de la vida moderna, en la cual son comunes las situaciones estresantes, alternadas con largos períodos de inactividad física.

Los frutos secos son junto con las espinacas, garbanzos y lentejas, uno de los alimentos que más hierro y magnesio contienen entre los de origen vegetal.



Más adelante, se clasificarán algunas leches vegetales que son más interesantes por sus características, pero hay mayor variedad. Se pueden probar por ejemplo, leches de coco (con coco rallado), de pipas de girasol, de pipas de calabaza, de sésamo, de arroz, de soja, y de cualquier semilla, cereal, fruto seco o legumbre que se nos ocurra. Cada una tendrá unas características especiales y únicas que nos ayudarán a reequilibrar nuestro organismo.

Las leches vegetales,  desde la dietética naturista se comenzaron a utilizar en sustitución de la leche de vaca, para evitar los casos de intolerancia que producía la lactosa a determinadas edades. Según estudios de John Hopkins, la lactasa, una enzima que nos ayuda a digerir la leche, pierde su actividad en el intestino delgado entre la edad de un año y medio y cuatro años. Ésta intolerancia ocasiona problemas para sus digestión y reacciona ocasionando varios síntomas como alergias, problemas cutáneos, digestivos, inmunitarios, dolores varios, diarreas, hinchazón abdominal, flatulencias y vómitos. Por otro lado, éste tipo de leches no contienen tampoco, ni grasa animal (colesterol), ni proteína animal.



Las leches vegetales, sin embargo, pueden consumirlas las personas intolerantes a éste azúcar de la leche. También son una alternativa para las personas alérgicas a las proteínas de la leche de vaca. Contienen menos grasas y son más sanas. Por ejemplo, la cantidad de grasas de las leches de soja, avena y almendras es similar a la denominada semidesnatada de vaca. La leche de arroz equivale a la de la leche de vaca desnatada. Pero la gran ventaja es su calidad. Mientras que más de la mitad de las grasas de la leche de vaca son saturadas, las vegetales contienen una parte mínima de estos lípidos nocivos. La mayoría de sus grasas son poliinsaturadas y  benefician la salud cardiovascular.

Si pese a todo, quisiésemos consumir leche de vaca o animal, porque no nos suele sentar mal, es recomendable consumirla biológica (para evitar antibióticos, hormonas y otras sustancias químicas añadidas a la comida de las vacas, lo cual es en el día de hoy bastante complicado), y con moderación.



Otra motivación muy habitual es la gran digestibilidad de las bebidas vegetales. La inmensa mayoría que pasa de las leches de vaca a las bebidas vegetales, se sienten encantados ya que observan como se deshinchan y sus digestiones ya no son tan lentas. El bazo recupera su energía. Por tanto, enfermedades relacionadas con el sistema digestivo como el estreñimiento, la diarrea, el colon irritable y las alergias (el pulmón y el intestino grueso están relacionados) son algunas de las enfermedades más beneficiadas.



Por todo lo anterior, una propuesta interesante desde la alimentación natural, es disminuir, y si es necesario, suprimir el consumo de leche animal (de vaca principalmente) y alternar en nuestra dieta las diferentes bebidas vegetales según nuestras necesidades fisiológicas.



Se pueden hacer variadas, mezclar con copos de avena, trigo o cualquier otro cereal en el desayuno, para hacer café con leche o como un vaso caliente reconstituyente a cualquier hora del día. También son buenas alternativas las bebidas vegetales en sustitución de la leche en recetas gastronómicas y para elaborar postres. Sus usos son por tanto, los mismos que la leche de vaca. Más aún, estas bebidas, son una excelente opción para quienes siguen un régimen alimenticio vegetariano o sufren trastornos digestivos, sin olvidar a aquellos que desean experimentar nuevos sabores. Legumbres (soja), frutos secos (almendras o avellanas) o cereales (arroz, cebada, avena), aportan un buen sabor y un alto contenido de vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos y otras sustancias, que ayudan a mejorar la actividad mental, el funcionamiento de los sistemas circulatorio y nervioso, y fortalece las defensas del organismo.