Translate

lunes, 27 de abril de 2015

POR QUÉ FUNCIONA ASÍ LA ACUPUNTURA DEL MAESTRO TUNG?

Para simplificar la teoría, diremos que la energía que corre por el cuerpo, va desde abajo hacia arriba y desde arriba hacia abajo.

Corre también por la parte de fuera y por la parte de dentro.

Cuando la energía comienza un ciclo yang, y corre por el brazo izquierdo, a la vez está corriendo por la pierna derecha; o sea, que estamos influyendo en la circulación de ambas.

Y no es lo mismo punzar en los canales yin o yang, de un lado o de otro.

Siempre es más efectivo punzar el lado más activo en el momento (o su extremidad contraria) . 

Según queramos tratar órganos, entrañas, piel, huesos, tendones o músculos deberemos punzar un lado o el otro.

Cuando la energía fluye por Rong en el brazo izquierdo, fluye también por Rong en la pierna derecha. Y al contrario. Y depende del momento, están activos los canales yang o los yin.

Lo mismo sucede con  Wei; si Rong va por brazo izquierdo, Wei va por brazo derecho.

Y cada circuito dura aproximadamente 14'4 minutos.

Así funciona la Acupuntura del Maestro Tung.

miércoles, 15 de abril de 2015

PAPEL MENTAL EN LOS ÓRGANOS SEGÚN EL LING SHU



PAPEL MENTAL EN LA ACUPUNTURA


http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCgQFjAB&url=http%3A%2F%2Fcompartearte.com%2F2013%2F05%2Fla-burla-de-los-sentidos-myriam-de-miguel%2F&ei=cJ8uVcibLoKEPaCogKgF&usg=AFQjCNHNQyqizFmmqxAURXDEEhGwtvvDow&sig2=R1jbK2CIRP4ZHSJi631WRw&bvm=bv.90790515,d.ZWU

El médico Khi Pa:

        “Antes de comenzar a punzar, se debe conocer bien el papel de la mente. La vida está engendrada por la reunión de la energía de la Tierra con la del Cielo. La vida conserva la esencia de dicha combinación. Dicha esencia está compuesta de dos elementos, uno proviene del Cosmos, el aire, mientras que el otro proviene de los alimentos, es decir, de la Tierra. Estos dos elementos engendran el espíritu y el alma que vive con el espíritu, un alma secundaria sale y entra con dicha esencia.

El corazón es el reflejo de los fenómenos de la naturaleza. La idea viene del corazón. Una idea determinada es la voluntad; la voluntad se transforma en pensamiento; el pensamiento dirige el presente hacia el porvenir, engendra las preocupaciones y los pesares, pruebas de inteligencia. Demasiados pesares dañan al espíritu. Las afecciones dañan a la vitalidad; el exceso de placer puede dispersar al espíritu; la angustia puede trabar la circulación de la energía; la cólera puede engendrar la muerte; el miedo puede llevar a la locura.

Si el corazón tiene demasiados pesares o enflaquece, la tez se altera. El enfermo atacado por demasiados pesares morirá en invierno, pues el agua (los Riñones), triunfan sobre el fuego (el Corazón).

La angustia actúa sobre el Bazo. El enfermo tendrá los cuatro miembros paralizados, su tez se alterará. Morirá en primavera, pues la madera (Hígado) triunfa sobre la tierra (el Bazo).

Las penas, las aflicciones, actúan sobre el Hígado. El paciente presentará contracturas musculares. Las partes genitales estarán retraídas. El enfermo morirá en otoño; el metal (los Pulmones) triunfa sobre la madera (el Hígado).

El exceso de placer oscurece los Pulmones y puede provocar la locura. El enfermo morirá en verano (el fuego –el Corazón- triunfa sobre el metal –los Pulmones-)

La cólera oscurece los Riñones.  El enfermo pierde la memoria. No se puede agachar ni hacia delante ni hacia atrás. Morirá al final del verano. La tierra, (Bazo)  triunfa sobre el agua (los Riñones).

El miedo oscurece la esencia misma de la vida. Cuando ésta es atacada, los huesos pierden su tonicidad, pues son los cinco órganos los que conservan dicha esencia de la vida. Estos no deben ser atacados jamás. Si los cinco órganos funcionan mal, habrá vacío de la energía Yinn o falta de energía. Si la energía falta en demasía es mortal. El acupuntor debe comprender bien estas nociones, del espíritu, del alma. Si los cinco órganos están gravemente atacados, no existe esperanza de curar al enfermo con las agujas de acupuntura.

El Hígado comanda la sangre y en la sangre se aloja el alma. Cuando hay vacío de energía de Hígado, uno se vuelve miedoso, ansioso. Cuando hay plenitud, se vuelve irascible, el enfermo está siempre colérico.

El Bazo comanda la energía Iong. En la energía Iong se aloja la idea. Cuando hay vacío de la energía del Bazo, los cuatro miembros están paralizados y hay repercusión sobre los cuatro órganos. Cuando hay plenitud, el vientre está hinchado y en las mujeres habrá amenorrea.

El Corazón rige las arterias y en las arterias se aloja el espíritu. Cuando hay vacío de energía del Corazón, el enfermo gime. Cuando hay plenitud, el paciente ríe.

Los Pulmones comandan la energía, y en la energía se aloja el alma secundaria. Cuando hay vacío de los pulmones, el enfermo está falto de energía, su nariz está constantemente tapada. Cuando hay plenitud, el enfermo tiene sed; disnea; su pecho está en plenitud.

Los Riñones comandan la voluntad y en la voluntad se aloja la esencia vital. Cuando hay vacío de la energía de los Riñones, los miembros están helados. Cuando hay plenitud, el enfermo tiene edemas con repercusión sobre los otros órganos.”

lunes, 13 de abril de 2015

LAS ALMEJAS Y LA DIETA CHINA


ALMEJAS
  FAMILIA   Máctridos
NOMBRE LATINO
Tapes decussatus

http://www.amazon.es/VICTORIA-FINAL-CONTRA-OBESIDAD-SOBREPESO-ebook/dp/B017NW18LM/ref=sr_1_7?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1449135339&sr=1-7

Hay quienes las llaman las «campeonas de los cien sabores». Frescas como secas, con las almejas se preparan platos de primera calidad, pues su carne es muy sabrosa y nutritiva. Existen muchas variedades de almejas, aunque todas poseen propiedades muy semejantes. La carne y la concha de la almeja se usan como elementos medicinales, gracias a que tienen propiedades diuréticas, nutren el yin y reblandecen y eliminan las flemas.
Llamadas comúnmente en chino geli, también se conocen por los nombres de haige, wenge, shage y shali. Pertenece a la clase de los bivalvos, familia de los máctridos. La concha es ovalada o triangular y la parte superior sobresale ligeramente hacia delante. La superficie de la concha es lisa o con ligeros resaltes concéntricos. La charnela presenta dientes con la forma del carácter chino ren (en forma de tejado). Vive en las zonas fangosas del litoral.

COMPOSICIÓN
Cada 100 g de la parte comestible de la almeja (alrededor de un 45%) contienen aproximadamente 10,8 g de proteínas; 1,6 g. de grasas; 4,6 g. de hidratos de carbono; 3 g. de cenizas; 37 mg. de calcio; 82 mg. de fósforo; 14,2 mg. de hierro; 400 u. i. de vitamina A; 0,03 mg. de vitamina B 0,15 mg de vitamina B2; 1,7 mg. de ácido nicotínico; 5 mg. de vitamina G. Cada 100 g. de la carne de la almeja contienen 240 microgramos de yodo.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA
La carne de la almeja es un producto muy nutritivo, además de un buen diurético. El polvo de la almeja marina contiene sustancias orgánicas de calcio y se utiliza para remediar la hiperdorhidria y la hipocalcemia.

PROPIEDADES
De sabor salado y de naturaleza fría; penetra en los canales del estómago.

INDICACIONES
Nutre el yin y es diurética; elimina y reblandece las flemas; también es antiinflamatoria. Está indicada para tratar la diabetes, los edemas, la anemia, la hepatitis crónica, la disuria, la acumulación de flemas, el bocio y los tumores de garganta, la metrorragia y las hemorroides.

MODO DE EMPLEO
La carne de la almeja se come cocida. La concha se muele muy fino, después de haberla quemado o calcinado,  y el polvo resultante, o bien se toma en píldoras (de 3 a 12 g) o bien se aplica externamente.

PRECAUCIONES
Por su naturaleza fría, no deben tomar almejas quienes sufran de debilidad fría de bazo o estómago, ni quienes padezcan diarreas o insuficiencia de yang.


UTILIZACIÓN:

1 BOCIO Y TUMORES (INFLAMACIÓN DE LAS GLÁNDULAS LINFÁTICAS O TIROIDEAS). EDEMAS ICTÉRICOS. DIABETES. METRORRAGIA

Ingredientes: Una cantidad adecuada de almejas.
Se comen cocidas, y a menudo.

2 ÚLCERAS GÁSTRICAS. HIPERCLORHIDRIA

Ingredientes: Una cantidad igual de polvo fino de conchas de almeja y de polvo de regaliz.
Se mezclan los ingredientes y se toman entre 6 y 10 g, con agua templada; dos veces al día.

3 EPISTAXIS. GINGIVORRAGIA PELIOSIS

Ingredientes: 5 g de polvo de concha de almeja, 5 g de piel de cacahuete y 6 azufaifos.
Se prepara un cocimiento con la piel de cacahuete y con los dátiles, y se toma con el polvo de concha de almeja. Dos o tres veces al día.

4 EDEMAS DEBIDOS A INSUFICIENCIA DE ENERGÍA VITAL

Ingredientes: Una cantidad adecuada de polvo de concha de almeja y de pasta de ajo.
Mezclando los ingredientes, se preparan unas píldoras del tamaño de las semillas de wutong (parasol chino). Cada dosis se compone de 10 píldoras, que se toman con agua.

5 TOS ASMÁTICA CON FLEMAS

Ingredientes: 10 g de polvo de concha de almeja y una cantidad adecuada de harina de trigo.
Se mezclan ambos ingredientes, se añade agua y se preparan unas píldoras del tamaño de los granos de soja. Se toman después de mezclarlas con agua templada, una vez al día. BI tratamiento dura tres días.

6 QUEMADURAS

Ingredientes: Una cantidad adecuada de polvo de concha de almeja.
Se mezcla el polvo con aceite, y se aplica sobre la zona afectada.

(Extracto del Manual de la Dieta por Shi Wu Liao Fa, Emilia Hu y Dan Wu Lu Huí Kang )

EL AJO EN LA DIETA CHINA DE LOS TRATAMIENTOS




FAMILIA
Liliáceas

http://www.amazon.es/ROBOT-PARA-ZUMOS-LECHES-VEGETALES/dp/B00R1NPFZ4

NOMBRE LATINO
Allium sativum
PRESENTACIÓN
Otra liliácea muy popular, especialmente en América y Europa, y sobre todo en España. En función de sus etapas de crecimiento, se puede clasificar en brotes de ajo, ajetes y cabezas de ajo. Se utiliza  como condimento, pero también como ingrediente principal de varios platos. Utilizado secularmente para prevenir y curar distintas enfermedades, el ajo es una reconocida panacea popular, de ahí que haya sido comparado incluso con la penicilina.

En China, conocido normalmente como dasuan, tiene también otros nombres como yuncai, human, suantou, dasuantou y dutousuan.
Es una planta carnosa, de color rojo pálido y superficie brillante. Su hoja es plana y alargada.
Del centro del bulbo sale el tallo (ajete), en cuyo extremo está la inflorescencia. Las flores se convierten en pequeños bulbos, conocidos vulgarmente como «ajos celestes».

También se pueden utilizar como semillas. Bajo tierra el bulbo está envuelto por una capa de color gris pálido, en cuyo interior hay pequeños bulbos a los que se denomina dientes de ajo. Éstos se forman a partir de los brotes que nacen de cada hoja. Según el color del bulbo, se distinguen dos clases: los de color morado y los de color blanco. Y según el tamaño de los dientes, se dividen igualmente
en dos clases: de tipo grande y de tipo pequeño. Soporta bien el frío y se ve favorecido por la humedad,  tanto en la época en que brota como en la de crecimiento. Por lo general se utilizan los dientes de  ajo como semilla.

COMPOSICIÓN
Cada 100 g de ajo contienen aproximadamente 4,4 g de proteínas; 0,2 g de grasas; 23,6 g de azúcares; 5 mg de calcio; 0,44 mg de fósforo; 0,4 mg de hierro; 0,24 mg de vitamina B^ 0,03 mg de vitamina B; 3 mg de vitamina G; 0,9 mg de ácido nicotínico. El ajo contiene 0,2% de aceite volátil, que a su vez contiene sustancia acre-picante de ajo (allicim), así como muchas clases de compuestos de azufre y éter. También contiene citral, geraniol y linalool.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA
La sustancia acre y picante del ajo es un poderoso agente bactericida, cuya acción se extiende a numerosas variedades de bacterias, como estafilococo amarillo, diplococo de la meningitis, bacilo tifoideo, bacilo disentérico, colibacilo, bacilo de la tuberculosis, Bórdetelia pertussis, Cholera vibrio, así como al virus de la gripe. Elimina las amebas, las lombrices y los anquilostomas.
Puede aumentar la capacidad inmunológica del organismo, y también posee propiedades anticancerígenas. Sus componentes sulfurosos previenen contra la arteriosclerosis.

PROPIEDADES
De sabor acre y naturaleza tibia; penetra en los canales del páncreas, del estómago y de los pulmones.

INDICACIONES
Es apropiado contra las intoxicaciones bacterianas, indigestiones, dolores intestinales por enfriamiento, edemas, diarreas, disentería, malaria, difteria, inflamaciones ulceradas y dermatitis.

MODO DE EMPLEO
Internamente se emplea en forma de cocimiento, en cantidades comprendidas entre los 5 y los 15 g. También se puede tomar crudo o cocido a fuego lento. Por vía externa, después de haber sido majado y convertido en pasta, se aplica como una pomada; o bien se corta en pequeñas láminas y se combina con la acupuntura.

PRECAUCIONES
No debe tomarse en exceso, para evitar el donghuo (término de la medicina tradicional china que se refiere a un aumento brusco del llamado «fuego interno») y el haoxue (literalmente, excesivo gasto de la sangre), trastorno que afectaría a la vista. Tampoco conviene que abusen del ajo quienes padezcan disfunciones estomacales.

1 GRIPE Y MENINGITIS EPIDÉMICA (PREVENCIÓN);
Ingredientes: Varios dientes de ajo.
Se majan los ajos hasta que se extrae todo el jugo, la masa se emulsiona en una cantidad de agua diez veces mayor, y se instila gota a gota en la nariz.
O bien, en cada comida se comen varios dientes de ajo crudos.
O bien, se introducen y mantienen en la boca dos trocitos finos de ajo.

2 GRIPE, CONSTIPADOS Y ESCALOFRÍOS FEBRILES
Ingredientes: 15 g de ajo y 15 g de jengibre.
Se cortan los ingredientes en trozos, se añaden 500 ml. de agua y se deja hervir hasta que sólo queden 250 mi aproximadamente. Se toma de una sola vez antes de acostarse. En el momento de ingerirlo deberá añadirse una cantidad apropiada de azúcar moreno.

Ingredientes: 15 g de ajo, 15 g de cebolleta y 15 g de jengibre.
Se me/dan los ingredientes y se hierven en 600 mi de agua hasta que sólo queden 300 mi. Después se toma hasta conseguir la sudación, que indica que el paciente ha superado el proceso gripal. (Se puede emplear una manta para favorecer la sudación.)

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajo y harina.
Se maja el ajo hasta extraer todo el jugo y se mezcla con la harina. Se le da forma de cono y se introduce en los orificios nasales.

3 TOS FERINA TOS GRIPAL, BRONQUITIS, CRÓNICA Y AGUDA
Ingredientes: 2 ajos morados (mejor, si es de un solo diente), 2 naranjas secas y una cantidad apropiada de azúcar blanco.
Se cortan en rodajas finas los dos ingredientes y se hierven en 500 mi de agua dos veces (diez minutos aproximadamente). Se retiran los posos, y se añade el azúcar. Se toma de dos a tres veces cada día.

Ingredientes: 3 ajos morados o de un solo diente y una cantidad adecuada de azúcar blanco.

Se pelan los ajos y se majan; luego, se añade el azúcar y se maceran en 500 mi de agua fría, hervida previamente durante dos días con sus noches. Se cuela para eliminar los posos y se toma tres veces al día, en dosis que pueden variar, según los casos, de media a una cucharada sopera (entre 10 y 15 mi).

Ingredientes: 3 cabezas de ajo de un solo diente, 1 pera y una cantidad adecuada de azúcar cande.
Se majan los ajos, se corta la pera en rodajas y se hierve en 500 mi de agua durante 10 minutos.
Se toma tres veces al día.

Ingredientes: 15 g de ajo, 5 g de jengibre y 10 g de azúcar moreno.
Se corta en delgadas láminas los ajos y el jengibre, y se hierven en 300 mi de agua durante 10 minutos.
Se toma varias veces al día, en dosis que dependerán de la edad del enfermo.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos y azúcar.
Se majan los ajos hasta extraer todo el jugo, se añade agua hervida, pero fría, hasta que el jugo constituya el 20% del contenido y, por último, se añade el azúcar. Para niños de más de cinco años, cada dosis será de 15 mi; y para los menores de esa edad, se disminuirá la dosis de cada toma. Se administrarán de ocho a diez tomas cada día.
Se notará una dará mejoría transcurridos tres o cinco días, y al cabo de diez o quince días el paciente estará totalmente curado.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Se pelan los ajos y se majan hasta formar una pasta. Una vez bien lavados los pies, se aplica una fina capa de vaselina o grasa de animal (para evitar que se produzcan ampollas por la quemadura), y luego se embadurna con la pasta de ajos en el punto de acupuntura yongquan (situado en el arco de la planta del pie en el límite entre el primer tercio y el segundo tercio de la misma). Se vendan bien con una gasa o con una fina lámina de plástico, antes de ponerse los calcetines. Se aplica antes de dormir y se retira al levantarse por la mañana.
Si no se siente dolor en las plantas de los pies, se podrá aplicar el método de tres a cinco noches seguidas, o alternas. También se puede aplicar en casos de fuerte tos nocturna.

4 RINITIS AGUDA Y CRÓNICA SINUSITIS
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos y miel o glicerina.
Se majan los ajos hasta extraer todo el jugo, se añade doble cantidad de miel o de glicerina, y se mezclan. Después de limpiar ambas fosas nasales con agua salada, y de secarlas bien, el medicamento preparado se unta en unas bolitas de algodón que se introducen en los orificios nasales.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Se cortan en láminas finas los ajos y se colocan sobre el punto yongquan.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Se majan los ajos hasta formar una pasta; se coge una pequeña cantidad de ésta y se unta la mucosa nasal. O bien se empapa una gasa con el jugo de los ajos y se introduce en los orificios durante un período de tiempo que oscila entre dos y cuatro horas. Se administra una vez al día, y un total de tres o cuatro veces. Al finalizar la primera cura, si se observan reacciones secundarias como mucosidad, lagrimeo o incluso mareos, se deberá modificar el tratamiento.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Se majan los ajos hasta extraer todo el jugo y se añade agua hasta que represente el 40% del contenido, o bien se añade glicerina hasta que represente el 50% del mismo. Una pequeña cantidad de la masa se unta en las fosas nasales. Se aplicará tres veces al día. Al cabo de tres o cuatro días el tratamiento surtirá efecto.

Ingredientes: 2 ó 3 cabezas de ajo.
Se majan los ajos y se introducen en una botella limpia y seca. Durante quince minutos, con los labios pegados a la boca de la botella, el paciente realizará de quince a veinte inhalaciones bucales cada minuto y otras tantas inhalaciones nasales. Se repetirá dos veces al día. Cada cinco días cuentan como una sesión.

5 ASMA
Ingredientes: 60 g de ajos morados y 90 g de azúcar moreno.
Se introducen en un puchero los ajos pelados y majados, se añade azúcar moreno y una cantidad de agua adecuada, y se deja hervir hasta que se forma un jarabe espeso.
Cada dosis consistirá en una cucharada sopera, que se administrará dos veces al día, por la mañana y por la noche.

6 TUBERCULOSIS
Ingredientes: Varios kilos de ajos y una cantidad adecuada de vinagre.
Después de macerar los ajos en vinagre durante quince días, se comen varios dientes cada vez y tres veces al día.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos frescos (mejor, de ajos morados).
Se majan uno o dos dientes cada vez, y se inhala y exhala el gas desprendido por el ajo. Las sesiones duran de una a tres horas, y dos veces al día.

7 EPISTAXIS
Ingredientes: 2 o 3 dientes de ajo.
Se majan los ajos, y la pasta obtenida se extiende en un paño con el que se venda la zona del punto yongquan. Si sangra la fosa nasal izquierda, se venda el pie izquierdo; si sangra la fosa nasal derecha, se venda el pie derecho. En caso de que sangren los dos orificios, se vendan los dos pies, hasta que se sienta dolor en las plantas o salgan ampollas.

8 DOLOR INTESTINAL POR ENFRIAMIENTO
Ingredientes: 7 hojas de puerro, una cantidad pequeña de sal y una cantidad adecuada de vinagre.
Se corta el puerro en trozos pequeños, y se cuece con la sal y el vinagre. Se toma cuando se sienta dolor.

9 ENTERITIS AGUDA
Ingredientes: Varios dientes de ajo y 30 mi de vinagre de arroz bueno.
Se majan los ajos hasta formar una pasta, a la que se añade el vinagre. Se traga lentamente.

Ingredientes: Varias cabezas de ajo.
Después de cocer los ajos, se prepara con ellos una infusión en agua hervida. Se toma durante tres días seguidos.
Ingredientes: 1 cabeza de ajo.
Se majan los ajos y se toma la pasta me/dada con agua hervida.

10 DISENTERIA BACTERIANA
Ingredientes: Varias cabezas de ajo.
Se majan los ajos hasta formar una pasta, y se embadurna con ella el ombligo y el arco de la planta de los pies. Antes de aplicarla, para evitar quemaduras, hay que untar la zona con una capa de vaselina o con grasa animal. Al mismo tiempo, se deberá tomar varios dientes de ajo crudos. De dos a tres veces al día.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos morados.
Ingerir varios dientes de ajo tres veces al día.

Ingredientes: Varias cabezas de ajo.
Se majan los ajos hasta extraer todo el jugo, con el que se elabora un preparado añadiendo el 90% de agua, para el lavado del intestino. Por el ano se introducen 100 mi del líquido, poco a poco y durante diez minutos. Antes de evacuar, el paciente debe contenerse entre quince y treinta minutos. Se aplica una o dos veces al día, pero al cabo de tres días, se administrará una sola vez. Cada seis a diez curas se considera una sesión. Como efecto secundario, es posible que el paciente sienta escozor en el recto, en la zona del ano, así como un ligero dolor de vientre. Serán sólo molestias pasajeras.

Ingredientes: 15 g de ajos y 100 g de verdolaga.
Se majan los ajos hasta formar una pasta. Se añaden 700 mi de agua a la verdolaga y se hierve hasta que queden reducidos a 500 mi. Se vierte en la pasta de ajos y se cuelan los posos. Se ingiere dos veces al día, si se desea, con azúcar.

Ingredientes: 50 g de ajos morados y una cantidad adecuada de azúcar.
Se majan los ajos y se maceran en 100 mi de agua a 38 °C. Se cuelan los posos al cabo de veinticuatro horas y se prepara un jarabe añadiendo azúcar al líquido. Los adultos toman de 20 a 30 mi de una vez, cada cuatro o seis horas, hasta que se produce la curación.

11 DISENTERIA AMEBIANA
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos de un solo diente (mejor, si son ajos morados).
Se puede preparar de la misma forma que la descrita para la disentería bacteriana en el tercer apartado. A la vez, hay que cortar en trozos pequeños 10 g de ajos e ingerirlos, con agua hervida templada, de dos a tres veces al día.

12 GASTRITIS ACOMPAÑADA DE VÓMITOS
Ingredientes: 2 cabezas de ajo y una cantidad adecuada de miel.
Se cuecen los ajos, y se ingieren mezclados con miel y agua hervida.

13 FARINGITIS
Ingredientes: Io2 dientes de ajo.
Se maja el ajo hasta formar una pasta, se unta en ella un paño y luego se fija con esparadrapo a la zona del punto yuji (situado tras la articulación metacarpo-falángica del primer metacarpiano, en el borde interno de éste). Al cabo de tres o cuatro horas aparecerán ampollas en la zona cubierta por el paño, lo que producirá un alivio del dolor. Las ampollas desaparecerán por sí solas.

14 DOLOR DE MUELAS
Ingredientes: 1 cabeza de ajo.
Se maja el ajo hasta formar una pasta. Cuando el paciente sienta molestias en la zona cariada, y después de limpiar bien toda el área afectada, se introduce una cantidad pequeña de la pasta de ajo. Ésta posee propiedades antünflamatorias y bactericidas.

15 HIPERTENSIÓN
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajo, azúcar y vinagre.
Se limpian bien los ajos, se maceran en vinagre y se añade el azúcar. Pasada una semana, los ajos tendrán un sabor agridulce. Se han de comer una o dos cabezas de ajo en ayunas, a la vez que se toman unos sorbos del líquido agridulce. Siguiendo el tratamiento durante diez o quince días, se podrá mantener la tensión más baja. Con idéntico procedimiento puede tratarse asimismo la tosferina, el asma y la bronquitis.

16 HIPERLIPEMIA
Ingredientes: 250 g de ajos.
Se majan los ajos hasta que sueltan todo el jugo; luego, en el mismo día, se ingiere repartido en dos o tres dosis.

17 OBSTRUCCIÓN INTESTINAL
Ingredientes: 1 cabeza de ajo.
Se majan los ajos y la pasta se introduce en un vaso con agua hervida. Se debe ingerir antes de empezar la obstrucción, o nada más sentirla.

18 APOPLEJÍA POSPARTO
Ingredientes: 5 cabezas de ajo.
Se cuecen los ajos en agua hasta que la cantidad de ésta se reduce a 500 mi, y luego se ingieren.

19 PÉRDIDA DE CONOCIMIENTO POR CAÍDA
Ingredientes: 1 cabeza de ajo.
Se maja el ajo hasta extraer todo el jugo, del que se instilan unas gotas en los orificios de la nariz.
Así se favorecerá un pronto despertar del paciente.

20 TIÑA
Ingredientes: Varias cabezas de ajos de un diente y aceite de sésamo o grasa de cerdo.
Se majan los ajos hasta formar una pasta, a la que se añade la grasa para hacer una pomada. Después de limpiar bien la zona afectada, se aplica la pomada una vez al día.

21 TIÑA DE LOS PIES
Ingredientes: 1 cabeza de ajo.
Cada noche, después de lavar los pies del paciente, se parten los ajos y se frota con ellos las zonas afectadas. El tratamiento surtirá efecto al cabo de dos semanas.

22 PRURITO EN LOS PIES
Ingredientes: 5 cabezas de ajo.
Se cortan los ajos en trozos pequeños y se cuecen en agua, en la que luego se introducen los pies.
Este tratamiento también puede aplicarse para tratar el prurito en la zona pubiana.

23 INFLAMACIONES PUSTULOSAS
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos y aceite de sésamo.
Se majan los ajos hasta formar una pasta y se mezcla bien con el aceite de sésamo, se unta en un paño y se aplica sobre la zona afectada.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos y vinagre.
Se majan los ajos hasta que se extrae todo el jugo, se añade la misma cantidad de vinagre y se introducen los ingredientes en una olla. Se cuecen a fuego lento, hasta que se forma una pasta, que luego se aplica a la zona afectada. Se renueva cada día.

24 ÚLCERA CRÓNICA
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Se majan los ajos hasta que se extrae todo el jugo, con el que se elabora un preparado añadiendo el 90% de agua; se empapa en él una gasa, y se aplica sobre la zona afectada. Se repite la misma operación cada dos horas hasta que la úlcera se cierra. Este tratamiento también está indicado para otros tipos de infecciones.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ramas de ajo.
Se calcinan las ramas (el tronco corto que está en el centro de la cabeza del ajo) hasta convertirlas en ceniza, que luego se aplica a las zonas afectadas. Este tratamiento se utiliza en úlceras difíciles en las que ha llegado a formarse un orificio.
También se puede emplear para tratar las hemorroides y llagas producidas por permanecer demasiado tiempo sentado.

25 PICADURAS DE CIEMPIÉS
Ingredientes: 1 cabeza de ajo (preferiblemente una cabeza de un solo diente).
Se procede a dar un masaje con el ajo en la zona afectada.
O bien se majan los ajos hasta formar una pasta, se mezcla con un poco de vinagre y se aplica la pomada a la zona afectada. También se aplica para tratar picaduras de serpientes y de escorpión.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos y 250 mi de orina.
Una vez que se ha producido la picadura, se debe masticar ajo de inmediato.
Al mismo tiempo se majan 15 g de ajo y se lleva a ebullición, tres o cuatro hervores, en orina. A continuación se aplica el líquido hervido sobre la zona afectada.

26 ANQUILOSTOMIASIS Y ENTEROBIASIS
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
En los casos de anquilostomiasis, se cortan los ajos en trocitos del tamaño de la soja y se ingieren en ayunas.
O bien se majan los ajos hasta formar una pasta, que luego se mezcla con vaselina. Después se aplica al paciente en la zona del ano a la hora de acostarse, y se limpia al día siguiente. Se repite la misma operación durante tres o cinco noches.

Ingredientes: 3 dientes de ajo y una pequeña cantidad de queroseno.
Los ajos majados se mezclan con queroseno hasta formar un líquido espeso, que se aplica alrededor del ano antes de acostarse, durante tres o cinco días seguidos.

27 PERNIOSIS O SABAÑONES
(PREVENCIÓN)
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos morados.
Se majan los ajos, y se frota con ellos las zonas fáciles de ser afectadas. Se aplica una vez, durante cinco o siete días seguidos. De producirse ampollas, se dejará de aplicar este tratamiento temporalmente.

28 LESIONES MUSCULARES EN LOS PIES
Ingredientes: Una cantidad adecuada de ajos.
Al sufrir la lesión, rápidamente se frota el centro de la planta del pie con ajo hasta que se note calor.

29 INTOXICACIÓN POR INGESTIÓN DE CANGREJOS
Ingredientes: 100 g de ajo.
Se hierven los ajos en 500 mi de agua, y luego se ingieren.

30 INFLAMACIÓN DEL TOBILLO
Ingredientes: 125 g de ajo, 60 g de mirabilitum, 30 g de dahuang (Rheum palmatum) y 60 mi de vinagre.

(El mirabilitum es un elemento de la medicina tradicional china, una variedad de sulfato que se utiliza después de haber sido procesado. Su principal componente son cristales de sulfato sódico. El Rheum officinale, elemento de la medicina china tradicional, es el tallo y la raíz del Rheum palmatum, perteneciente al género Polygonatum.)

Se maja el ajo y el mirabilitum hasta formar una pasta, que se aplica como pomada en la zona afectada (antes de aplicar la pomada, hay que untar la zona con un poco de vaselina para evitar posibles quemaduras). La pomada no ha de sobrepasar en exceso la zona afectada, y la capa deberá tener 3 mm de espesor. La zona inflamada se envuelve con una venda de gasa para que no se salga el medicamento.

Al cabo de una hora, se quita la pomada y se limpia la zona con agua tibia. Se aplica en la zona afectada otra pomada elaborada con la mezcla del vinagre y del Eheum palmatum; y transcurridas seis u ocho horas, se quita esta segunda pomada. Normalmente, basta con uno o dos tratamientos para que se produzca la curación.

31 APENDICITIS AGUDA
Ingredientes: 200 g de ajo, 100 g de mirabilitum, 100 g de dahuang (Rheum palmatum) y una cantidad adecuada de vinagre.
La forma de preparar la pomada es igual que en el caso anterior, salvo en tres puntos: Se retira la pomada elaborada con la mezcla del ajo y del mirabilitum a las dos horas; se limpia la zona con vinagre, y luego se aplica la pomada confeccionada con la mezcla del vinagre y del dahuang durante ocho o diez horas. Si en veinticuatro horas no surte efecto, se puede repetir una o dos veces el mismo tratamiento. La zona donde se aplica el medicamento es la parte derecha del hipogastrio o el centro del punto maiya. La capa de pomada deberá tener 2 o 3 mm de espesor y un diámetro de 8 mm. El punto maiya se encuentra en la zona superficial correspondiente al extremo del apéndice, un tercio por debajo de la línea que une el ombligo con el ilion derecho.

Según un estudio realizado sobre la base de 200 casos examinados, la efectividad de este tratamiento alcanza un 90%. De acuerdo con otro informe, se ha comprobado de forma fehaciente su efectividad en un 96,2% de un total de 344 casos examinados. Con esta medicación se consiguen muy buenos resultados en los casos de apendicitis aguda y de apendicitis prematura de carácter celulítico. También sirve para las inflamaciones purulentas del apéndice, y para los ancianos cuya debilidad no aconseja una intervención quirúrgica.
Si complementamos el tratamiento con la ingestión de medicinas chinas, sus resultados serán aún mejores.



(Extracto del Manual de la Dieta por Shi Wu Liao Fa, Emilia Hu y Dan Wu Lu Huí Kang )