Translate

lunes, 31 de agosto de 2015

PRÓSTATA




La Sociedad Americana del Cáncer clasifica el cáncer de próstata como la forma más común de cáncer entre los hombres estadounidenses. De acuerdo con proyecciones recientes, de los 232.090 casos nuevos diagnosticados, unos 30.350 hombres morirán de cáncer de próstata.

Si usted es un hombre mayor de 40 y ha habido cáncer de próstata en su familia, es muy recomendable controlar sus niveles de antígeno prostático específico (PSA). Un análisis de sangre PSA mide el nivel de una proteína liberada por las células de la próstata. Expertos recientes establecen que si un nivel de PSA es de 2,5 o superior, puede revelar la posibilidad de crecimiento de la próstata (hiperplasia), pero no siempre significa que el cáncer esté presente.

Dado que los niveles de PSA pueden fluctuar con una infección y con errores de laboratorio, por lo general es mejor hacer más de una prueba durante un período de tiempo para confirmar su nivel de PSA.

Un examen rectal digital (DRE) y la ecografía son otras maneras de evaluar la próstata. Sin embargo, sólo las biopsias pueden determinar verdaderamente si el crecimiento de la próstata es benigno o maligno.

La glándula de la próstata se encuentra en la base de la vejiga que rodea la uretra (tracto urinario desde la vejiga al pene). Durante la eyaculación, la próstata segrega un fluido que se combina con el fluido seminal con el fin de prevenir la infección en la uretra a la vez que da protección y vigor al esperma.

Debido al proceso de envejecimiento, la próstata se agranda naturalmente igual que cambian las hormonas y se debilitan después de los 40 años de edad. La inflamación de la próstata ejerce presión contra la vejiga y la uretra, lo que afecta el buen flujo de orina.

Unos patrones anormales de la micción tales como una mayor frecuencia por la noche, sensación de ardor, dificultad, obstrucción y goteo son los síntomas y signos comunes de agrandamiento de la próstata.

Medicina Tradicional China (MTC)
Aproximación al Cuidado de la Próstata

La MTC asocia la hiperplasia de la próstata con el calor-humedad y la deficiencia renal. Después de los 40 años, la propia energía vital en el sistema renal disminuye, dando como resultado una alteración de las hormonas sexuales. Este proceso también disminuye la energía sexual de cada uno, que afecta a la función de la próstata y la circulación en esta región.

A lo largo de los siglos, con el fin de compensar la disminución de la función de la próstata, los hombres en China han utilizado tratamientos regulares de acupuntura para mejorar la circulación y la energía en la próstata. Para mejorar el efecto de la acupuntura, también han utilizado las hierbas chinas como el Shou Wu, en las fórmulas tradicionales; es una costumbre en China el uso de hierbas para reponer la esencia del riñón.

La Esencia del riñón nutre la próstata. Si se revitaliza la próstata, es ahora capaz de auto-regularse hacia un funcionamiento normal y el mantenimiento de un equilibrio de crecimiento y no crecimiento. Se trata de las propiedades de equilibrio de la medicina china.

La dieta y el estilo de vida Recomendaciones

La nutrición de la MTC aconseja a los hombres a comer más nueces, semillas de calabaza, setas y bayas para ayudar a nutrir sus próstatas.

Controlar el estrés, realizar un ejercicio regular y el masaje de la próstata también son vitales para ayudar a mantener la salud de la próstata.

Además de las hierbas chinas y las hierbas occidentales como la palma enana americana, hay muchos alimentos deliciosos que se puede comer para ayudar a mantener una próstata sana.

Es muy recomendable el consumo regular de alimentos que contienen licopeno (un antioxidante protectora de próstata).

Los siguientes son los alimentos que contienen licopeno:

Sandía, pomelo rosa, guayaba, papaya, albaricoque y tomates cocidos (pasta de tomate, sopa de tomate, jugo de tomate y salsa marinara).

Los expertos en nutrición han expresado su preocupación de que los pesticidas y herbicidas en los productos animales pueden desencadenar el crecimiento del cáncer. Esta puede ser otra buena razón para que usted pueda comer las frutas más orgánicas y verduras y evitar productos animales ricos en grasa saturada y bocadillos que contengan aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados.

Estas recomendaciones de dieta y estilo de vida pueden ayudar a prevenir este tipo de cáncer generalizado y ayudar a mantener el cuerpo.


Por Ban Wong, L.Ac.

EL USO DE LOS RÁBANOS EN LA DIETA CHINA



RÁBANOS

http://www.amazon.es/ROBOT-PARA-ZUMOS-LECHES-VEGETALES/dp/B00R1NPFZ4


FAMILIA
Cruciferas

NOMBRE LATINO
Raphanus sativus

PRESENTACIÓN
El rábano es una verdura de invierno, que se presenta en muchas variedades y en diferentes colores. Se come como plato de verdura y como fruta. Por poseer excelentes propiedades, que lo hacen muy saludable, es muy popular entre los campesinos chinos. Incluso corre este dicho: «Come rábano en invierno y jengibre en verano, y no tendrás que llamar al médico para que te recete medicinas». Es preferible utilizar como medicina el rábano de piel roja y carne blanca. Los tallos, hojas y semillas del rábano se utilizan todos como medicina. Sus hojas se llaman laífuying o laifuyang; sus semillas, laifuzi; y dikulou, los tallos y raíces secos. EI rábano, llamado normalmente en chino bailuobo, también se conoce como luobo, laifu, lufu, tusu y chusong.

Es una planta herbácea anual o bianual. La raíz es cónica, redonda u oblonga, y muy carnosa. Su color puede ser blanco, verde, rojo o morado. Tiene hojas grandes, pinadas y, a veces, partidas. Sus flores, agrupadas en racimo, son blancas o purpúreas. Prefiere los climas fríos. Crece bien en tierras sueltas, bien mullidas. Su origen es China.

COMPOSICIÓN
Cada 100 g de rábano contienen aproximadamente 0,9 g de proteínas; 0,1 g de grasas; 1 g de fibra gruesa; 4 g  de hidratos de carbono; 173 mg de potasio; 61,8 mg de sodio; 36 mg de calcio; 26 mg de fósforo; 16 mg de magnesio. También es rico en aceite de mostaza, diversas clases de vitaminas y de enzimas sacarificas, además de otras muchas sustancias beneficiosas para la salud.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA
Los alcoholes del rábano poseen propiedades bactericidas, y mantienen los hongos bajo control. Las enzimas sacarificas pueden ayudar a la descomposición del almidón y de otras sustancias contenidas en los alimentos. El aceite de mostaza favorece los movimientos estomacales e intestinales, facilita la digestión y estimula el apetito. Lo que da al rábano su característico sabor picante son los sulfatos orgánicos, que favorecen la evacuación intestinal. La fibra gruesa posee propiedades anticancerígenas.

PROPIEDADES
Acre, dulce y frío; el rábano penetra en los canales de los pulmones y del estómago.

INDICACIONES
Elimina las flemas. Mantiene reprimida la energía adversa y alivia los desarreglos pectorales. Alivia el calor interno y elimina toxinas. Es diurético y disipa los efectos del alcohol. Se usa para tratar las indigestiones y ocupaciones intestinales, la tos flemática y la afonía, la hematemesis y las hemorragias de los tejidos subcutáneos, las gripes y catarros, cefalalgias y jaquecas, sensación de ahogo en el pecho y asma, la diabetes y la disentería.

MODO DE EMPLEO
Para uso interno, se maja para extraer el jugo, del que se bebe entre unos 50 y 150 ml; también se toma cocido o cocinado. Como uso tópico, se maja para hacer una pasta o para extraer el jugo, y se aplica o se instila en la nariz.

PRECAUCIONES
Cuando se toma el rábano hay que evitar comer al mismo tiempo Radíx rehmanniae y Radíx polygoni multiflori. Según los antiguos libros chinos de medicina, si se comen a la vez, el cabello se vuelve blanco. Además, como el rábano mantiene reprimida la energía adversa, no se debe administrar con ginseng, sustancia que vigoriza la energía vital. También deben tomarlo con precaución aquellas personas de energía vital débil, y quienes padezcan alguna enfermedad del bazo o del estómago causada por factores fríos.

1 GRIPE
Ingredientes: 250 g de rábano y una cantidad adecuada de azúcar.
Se corta en rodajas, después de lavado, y se cuece en 900 ml. de agua hasta que sólo queden 600 ml.  Después se añade el azúcar y se toman 300 ml. antes de que se enfríe. Media hora más tarde, se calienta y se  ingiere el resto.

2 DOLORES DE GARGANTA. GRIPE. GRIPE EPIDÉMICA. INFECCIÓN EN LAS VÍAS  RESPIRATORIAS SUPERIORES.
DIFTERIA (PREVENCIÓN)
Ingredientes: 300 g de rábano.
Se come después de lavarlo bien, o se cuece el rábano con la misma cantidad de aceitunas verdes, y después se toma en infusión.

3 ASMA. BRONQUITIS CRÓNICA. TOS FLEMÁTICA CAUSADA POR FACTORES EXTERNOS
Ingredientes: 500 g de rábano y una cantidad adecuada de azúcar cande.
Se maja el rábano, crudo o cocido, hasta extraer el jugo, que luego se ingiere, después de añadir el azúcar.

4 TOS CAUSADA POR BRONQUITIS AGUDA O CRÓNICA
Ingredientes: 300 g de rábano (preferiblemente de piel roja y picante) y una cantidad adecuada de azúcar de cebada.
Se lava bien el rábano y, sin quitar la piel, se corta en rodajas finas. Se colocan en un recipiente y se cubren con azúcar (entre 30 y 50 g) durante toda una noche. Así se obtiene un líquido, que después se tomará a menudo. Con este tratamiento desaparecen la tos y las flemas.

5 TOS CON FLEMAS ABUNDANTES
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábano escarchado y miel.
Se maja el rábano, después de lavarlo bien, hasta extraer todo el jugo. Se hierve, y se toma caliente 60 ml.,  dos veces al día. Antes de tomarlo, se añade la miel.

Ingredientes: 250 g de rábano, 20 g de jengibre y 1 pera.
Se cortan los ingredientes en rodajas después de lavarlos bien. Se cuecen y se toman en infusión.

6 TOS CRÓNICA CAUSADA POR UNA SUBIDA ADVERSA DE LA ENERGÍA PULMONAR, FLEMAS ABUNDANTES Y JADEO, HEMATEMESIS
Ingredientes: 30 g de semillas de rábano.
Se muele todo muy fino, se hierve el polvo y se toma antes de las comidas.

7 TOS FERINA
Ingredientes: Una cantidad adecuada de semillas de rábano.
Se muelen muy finas, después de tostarlas a fuego lento. Se toman de 3 a 5 g del polvo en agua azucarada, tres o cuatro veces al día.

Ingredientes: 500 g de rábano y 60 g de azúcar cande.
Se corta el rábano en lonchas, y después se cuece y se añade el azúcar. Se reparte en tres tomas diarias, sin interrupción.

8 TOS CAUSADA POR SARAMPIÓN
Ingredientes: 60 g de semillas de rábano.
Mondar las semillas y molerlas. El polvo se guarda en un recipiente. Tres veces al día, se toman 6 g acompañados de un caldo. Los niños pueden tomar una cantidad inferior.

Ingredientes: 500 g de rábano y una cantidad adecuada de azúcar.
Se cuece el rábano y se toma, después de añadir el azúcar.

9 TOS CATARRAL INFANTIL
Ingredientes: 50 g de rábano, 10 g de jengibre, 3 dátiles y 30 g de miel.
Se cuecen los ingredientes y se dan a comer al niño, poco a poco, hasta que lo ingiere todo.

Ingredientes: 20 ml. de jugo de rábano, 9 g de azúcar de cebada y 10ml. de jugo de jengibre.
Se mezclan bien los ingredientes, y se toman después de cocerlos a fuego lento.

10 SEQUEDAD DE NARIZ Y GARGANTA
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos.
Se extrae el jugo de los rábanos y se toman 50 ml. dos veces al día, por la mañana y por la noche.

11 AFONÍA CON PÉRDIDA DE VOZ
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos y de jengibre.
Se extraen 150 ml. de jugo de rábano y 10 ml. de jugo de jengibre. Después se mezclan y se toman.

Ingredientes: 1 rábano
Después de cocerlo, se come el rábano y se bebe el cocimiento.

12 AMIGDALITIS
Ingredientes: 150 ml. de jugo de rábano y 100 ml. de jugo de caña de azúcar.
Se toma después de mezclar bien los ingredientes.

13 FLATULENCIA
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos crudos.
Se toman cuando se sienta el malestar.

14 VÓMITOS
Ingredientes: 1 rábano y una cantidad adecuada de miel.
Se maja el rábano, se añade la miel y se cuece todo en una cacerola. Se toma poco a poco, masticando bien antes de ingerir.

Ingredientes: 1 rábano y una cantidad adecuada de azúcar moreno.
Se extrae el jugo del rábano y se toma, después de añadir el azúcar, mezclado con agua.

15 DOLOR GÁSTRICO
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos.
Se extrae el jugo de los rábanos y, después de cada comida, se toman 200 ml. Antes de tomarlo se añaden unas gotas de jugo de jengibre y se calienta ligeramente.

16 DIARREA CAUSADA POR ENTERITIS
Ingredientes: 2 rábanos secos.
Se toman en forma de cocimiento, dos veces al día.

Ingredientes: 30 g de hojas de rábano seco.
Se toman en forma de cocimiento.

17 DISENTERÍA
Ingredientes: 200 g de rábano y 30 g de azúcar.
Se extrae el jugo del rábano y se toma, después de añadir azúcar y agua, dos veces al día.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos, 15g de té y 30 ml. de miel.
Se extraen 60 ml. de jugo de rábano, se preparan 200 ml. de té y se añade la miel a la mezcla. Por último, se calienta al vapor y se toma de una sola vez.

18 HEMATEMESIS. HEMORRAGIAS DE LOS TEJIDOS SUBCUTÁNEOS. HEMOPTISIS. FLEMAS SANGUINOLENTAS
Ingredientes: 500 g de rábano.
Se extrae el jugo del rábano y se toma de una sola vez. Dos veces al día.

19 INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábano y miel.
Se extraen 300 ml. de jugo de rábano, se añade la miel y se toma después de templarlo. También se puede ingerir sólo el jugo de rábano. En cualquier caso, conviene tomarlo con mucha frecuencia.

20 VAHÍDOS POR HIPERTENSIÓN
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos frescos.
Del jugo extraído de los rábanos, se toman 50 ml. dos veces al día. Durante una semana.

21 ESTREÑIMIENTO CRÓNICO
Ingredientes: 500 g de rábano y 20 g de azúcar moreno.
Se extrae el jugo del rábano y se toma de una sola vez, después de añadir el azúcar. Normalmente, se podrá evacuar al cabo de treinta o cincuenta minutos.

Ingredientes: Una cantidad adecuada de semillas de rábano.
Se muelen después de tostarlas, y se toman 9 g del polvo dos o tres veces al día.

22 SILICOSIS
Ingredientes: Rábanos frescos y castañas de agua frescas.
Se puede consumir en abundancia de ambos ingredientes cada día. Después de tomarlos durante un tiempo, se reducirán las flemas negras y la tos. Si se mantiene el tratamiento entre seis meses y un año, los síntomas irán desapareciendo gradualmente.

23 JAQUECA
Ingredientes: 1 rábano fresco y una pequeña cantidad de bomeol.
Se maja el rábano hasta extraer el jugo; luego se le añade el bomeol, y se instila en la nariz. Si el dolor se localiza en la parte izquierda, se instilará en el orificio derecho, y viceversa. También se puede utilizar sólo el jugo de rábano.

24 HEMOPTISIS TUBERCULOSA
Ingredientes: 100 g de rábanos rojos y grandes, 10 g de alumbre y 150 ml. de miel.
Se trocea el rábano después de lavarlo. Se cuece en 300 ml. de agua, hasta que sólo queden 100 ml.. Se  retiran los posos y se añade el alumbre y la miel. Se toman 50 ml. tres veces al día: en ayunas, por la mañana y por la noche.

25 DERMATITIS POR CONTACTO
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos.
Se extrae el jugo de los rábanos y se aplica a la zona afectada tres veces al día, durante dos o tres días seguidos.

26 QUEMADURAS
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos crudos.
Se majan hasta extraer el jugo, que se aplica a la zona afectada repetidas veces.

27 LESIONES TRAUMATOLÓGICAS. DOLORES EQUIMOMÁTICOS
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos o de sus hojas.
Se majan los rábanos o las hojas, y se aplica el jugo sobre la zona afectada.

Ingredientes: 100 g de semillas de rábano, una cantidad adecuada de vino de arroz (o de mijo) o de aguardiente.
Se muelen las semillas y se mezclan con el vino o el aguardiente templado. Después se aplica a la zona afectada.

28 ÚLCERAS BUCALES
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos crudos.
Se extrae el jugo de los rábanos, con el que se enjuaga la boca a menudo.

29 DOLOR DE MUELAS
Ingredientes: 14 semillas de rábano.
Se muelen las semillas después de pelarlas y se mezcla el polvo con leche de mujer. Si duele la parte izquierda, se instila una pequeña cantidad en el orificio derecho de la nariz, y al revés.

30 ENROJECIMIENTO INFLAMATORIO DOLOROSO DE LAS MAMAS PROVOCADO POR FORÚNCULOS. RETENCIÓN DE LECHE CAUSADA POR PRESIÓN O POR LA SUCCIÓN DEL NIÑO (INFECCIÓN PROVOCADA PORQUE EL NIÑO MANTIENE EL PEZÓN EN LA BOCA DURANTE LARGO TIEMPO)
Ingredientes: Una cantidad adecuada de hojas y tallos de rábano.
Se majan ambos ingredientes hasta extraer 300 ml. de jugo, que se toman dos veces al día después de calentarlo y añadir una pequeña cantidad de vino de arroz (o de mijo) o de aguardiente.

31 ESTANCAMIENTO DE LA ENERGÍA VITAL CAUSADO POR UN TRASTORNO DE NATURALEZA FRÍA. ENTERITIS POR INDIGESTIÓN
Ingredientes: 120 g de semillas de rábano fresco (majadas), 60 g de jengibre (troceado), 500 g de cebolleta entera (también troceada) y 200 ml. de aguardiente.
En una cazuela, se cuecen los ingredientes, se envuelven en una gasa y se colocan encima del abdomen.
Normalmente, se irá desplazando el envoltorio de arriba abajo y de derecha a izquierda. Al enfriarse, se deberá cambiar.

32 PROLAPSO RECTAL
Ingredientes: Una cantidad adecuada de rábanos crudos.
Se maja el rábano y se aplica en el ombligo. Se sujeta con una gasa o similar, que deberá cambiarse cada día.


Extracto de "La curación por los alimentos de Shi Wu Liao Fa, Emilia Hu y Dan Wu Lu Huí Kang "

sábado, 29 de agosto de 2015

VEGETARIANISMO



VEGETARIANISMO (Por Clark C. Casteel)

http://www.amazon.es/ROBOT-PARA-ZUMOS-LECHES-VEGETALES/dp/B00R1NPFZ4

Me gustaría escribir el prólogo de este artículo afirmando que no soy vegetariano. Sin embargo, no hace mucho tiempo, experimenté con una forma de vegetarianismo con huevos y leche durante más de un año. Después de observar que me convertí mental y físicamente en una persona débil, tímida, susceptible a las enfermedades, y deprimido, me decidí a volver a comer carne. A partir de entonces, pronto me sentí mucho mejor. De alguna manera, sin embargo, he seguido sintiéndome atraído por una dieta vegetariana. Mis razones son ecológicas, la saludables y por creencias espirituales.

Al igual que muchos de mis colegas, comencé mi viaje como un profesional de la medicina oriental, por un profundo interés en la medicina holística y la mejora de mi propia salud, así como la de los demás. Ahora, después de casi cuatro años profundizando en las complejidades de la medicina tradicional china (MTC), me estoy dando cuenta de mis metas. La opinión predominante entre la mayoría de mis instructores durante este tiempo parece ser que un estilo de vida vegetariano en última instancia conduce a una estado de deficiencia; para la mayoría de la gente es necesario comer carne.

Mi propia experiencia con el vegetarianismo, me llevó a una conclusión, sin duda, de acuerdo con esta opinión. Mis relaciones con muchos pacientes vegetarianos, la mayoría de los cuales han tenido deficiencias, han sido para confirmar ésta premisa.

Al mismo tiempo, ha habido una creciente toma de conciencia de lo poco que realmente sé sobre el vegetarianismo. Me encontré aconsejando a los pacientes a comer un poco de carne basándome en mi ignorancia de su estilo de vida, y mi entendimiento claro de la postura de la MTC sobre el vegetarianismo.

Me he dado cuenta de que el vegetarianismo es más que evitar comer carne. Implica la planificación cuidadosa de comidas, y una buena comprensión de la nutrición. Además, creo que requiere una buena comprensión de cómo funciona la energética del cuerpo de cada persona desde un punto de vista médico oriental. No tuve en cuenta ninguna de éstas cosas cuando, de golpe, decidí hacerme vegetariano. Empecé a pensar que tal vez esto es exactamente lo que muchos de nuestros pacientes están haciendo; la elección de estilos de vida que desconocen. Por lo menos, he decidido que debo saber tanto sobre el vegetarianismo como sea posible, y comparar las opiniones contrarias al mismo que venían de la Medicina Tradicional China.

Por lo tanto, este artículo no es un intento de aprobar o refutar la validez de un estilo de vida vegetariano. Ha sido mi intención de explorar el punto de vista MTC sobre el vegetarianismo, y proporcionar un marco general para las preocupaciones especiales del vegetarianismo que siento como profesional. Es mi intención  proporcionar a los profesionales la información que necesitan saber para obtener estos objetivos. En primer lugar, estudiar el razonamiento en contra de una dieta vegetariana desde una perspectiva tradicional china y en segundo lugar, proporcionar un marco de referencia para los profesionales y ayudarles a resolver las dudas sobre el tema. Por último, el tener conocimiento suficiente para poder comprender a los pacientes y cómo se puede llegar a ser un vegetariano sano. He consultado varios autores nutricionales holísticos orientales y occidentales, vegetarianos en ejercicio, y otros no vegetarianos para explicar la información en este artículo. Hay opiniones tanto orientales como occidentales que se pueden complementar. Es mi esperanza que la información proporcionada sea un buen servicio para todos.

Para terminar, me gustaría dar las gracias a mis amigos chinos J. Min Fan, L. Ac. y Mei-fang Wei, L. Ac., MD por su disposición a compartir su experiencia y sus conocimientos; a Gregory Bantick, L.Ac por su sabiduría e inspiración en la redacción de este artículo, y a Richard Warren, L.Ac., MTOM, que es un vegetariano convencido.

Introducción

Dudo que yo sea el único médico que ha asesorado a un paciente vegetariano a comer carne, sabiendo que iba a ser respondido con unas cejas levantadas y los ojos muy abiertos. De repente, a una persona que se considera a sí mismos espiritual, integral de mente y generalmente sana, le dice su acupuntor que debe comer carne. Y por si fuera poco, muchas veces, horror de horrores, carne roja.

He sido hasta hace poco uno de estos profesionales. Estamos adoctrinados en el redil de la medicina oriental tradicional, que defiende la idea de que la gente debe comer carne. Se me ocurre, sin embargo, que antes de tratar de influir en nuestros pacientes para comer carne, deberíamos realmente tener una comprensión clara de por qué esto es así. También tenemos que tener una sensibilidad de por qué la gente ha optado por un estilo de vida vegetariano, y si nuestros pacientes están obrando así por algún motivo importante.

Hay algunas personas que simplemente no van a comer carne de ninguna manera, independientemente de lo que les digas. Los grupos religiosos como el budismo, el brahmanismo, el hinduismo, el jainismo, los Adventistas del Séptimo Día y los monjes trapenses de la Iglesia Católica Romana postulan ante todo una dieta vegetariana.

¿Estamos nosotros autorizados para intentar cambiar las creencias religiosas y sociales de los pueblos? ¿No podemos ayudar a las personas sin insistir en que coman carne?. Muchos de nosotros hemos creído siempre que las personas íntegras y espiritualmente relevantes defienden el vegetarianismo como un estilo de vida saludable. Hay multitud de personas que comen de forma deficiente y por ello, necesitamos conocer el vegetarianismo y saber también de otras estrategias para ayudarles y no solamente decir a la gente que no coma carne. Si realmente creemos que la gente necesita la carne y por la razón, debemos estar preparados para defender esta posición.

Este artículo, por lo tanto, no pretende ser un argumento a favor o en contra del vegetarianismo. Es una exploración de razones contra la abstención del consumo de carne desde una perspectiva MTC, para que el practicante pueda analizar esto y sacar sus propias conclusiones.

También es un estudio sobre preocupaciones dietéticas y estilo de vida especial que tratan de tener los vegetarianos. Esta información servirá de marco a partir del cual un médico puede evaluar el papel del vegetarianismo en la salud los pacientes, y qué ajustes pueden hacer de acuerdo a la filosofía contemporánea de una vida vegetariana.

Vegetarianismo y Medicina Oriental

En mi experiencia con la inmensa mayoría de los profesionales de la medicina china tradicional, he comprobado que éstos sostienen que una dieta vegetariana estricta no es saludable y eventualmente puede conducir a una deficiencia; aunque ciertamente no es el caso de todos los profesionales, ya que conozco a algunos practicantes de medicina china que son vegetarianos.

Es quizás simplista para condensar la totalidad de la materia en un único punto de vista sobre este tema. Sin embargo, mi propia experiencia educativa en la medicina oriental me ha dejado con la idea de que el vegetarianismo no es una gran idea. Una opinión reforzada por los numerosos casos clínicos que he visto de los vegetarianos estrictos con deficiencias subyacentes, en particular, la deficiencia de la sangre. La mayoría de practicantes chinos están claramente en contra de ella.

He escuchado argumentos tales como el de que la gente ha comido carne durante siglos para pensar ahora que podemos volver a una dieta vegetariana en una sola vida es temerario. Esto, por supuesto, asumiendo que la raza humana nunca fue completamente vegetariana.

Otro practicante explicó que la gente de la ciudad necesita más carne que la que vive en los pueblos, debido a la tensión de la sociedad moderna.

Otro dijo que ser vegetariano, basándose en su experiencia con los pacientes, era simplemente un comportamiento de locos.

Aunque la experiencia clínica de los demás es siempre valiosa, me parece extraño ir diciendo a mis pacientes que hay que comer carne.
L
a actitud hacia la vida animal parece ser muy diferente en las culturas orientales que para la "Nueva Era" del mundo moderno. No se pueden pasar por alto los prejuicios culturales que existen.

Si estudiamos antigua literatura china, como “El libro de los alimentos chinos para la longevidad” o  “El arte de la Larga Vida”, podemos interpretar los beneficios para la salud de todos los alimentos, desde el cerebro del cerdo, el consumo de ranas y anguilas, o cualquier parte misteriosa de cualquier animal.

En la búsqueda de una visión más completa sobre el tema del vegetarianismo, hay que conocer la opinión de algunos escritores taoístas contemporáneos expertos en nutrición.

La opinión predominante entre las fuentes taoístas es simplemente que uno debe comer carne. El razonamiento más común es que las altas exigencias de la vida en una sociedad industrializada y competitiva son demasiado agotadoras para que un cuerpo pueda subsistir saludablemente sólo con una dieta vegetariana.

En su libro “El Gran Tao”, Stephen Chan afirma enfáticamente con grandes letras en negrita "NO COMER CARNE", afirmando que sólo los productos de origen animal pueden suministrar los altos niveles de energía que necesitamos, a no ser que se viva en un refugio aislado.

 Ming-Dao Deng, en su libro sobre un estilo de vida taoísta, comparte este punto de vista por escrito:

 "No es necesario ser vegetariano completo. El vegetarianismo despierta a veces por una necesidad económica o por otro tipo de meditaciones específicas. La carne es demasiado activa para las actividades en reposo de un meditador. La actividad en el Templo es muy específica en un ambiente protegido. El guerrero erudito considera el vegetarianismo puro como poco práctico en una sociedad competitiva.”

El Maestro Hua Ching Ni, un maestro espiritual taoísta y practicante de la medicina oriental tradicional en Los Ángeles también advierte en contra de una dieta vegetariana estricta, defendiendo que la naturaleza de cada vida determina la cantidad de carne que uno debe comer: "El vegetarianismo es bueno si usted vive en una institución religiosa, sin hacer un trabajo muy duro, pero en una sociedad de altos excesos donde la mayoría de personas tiene un trabajo duro, yo no lo recomiendo, especialmente en invierno."

Hua Ching Ni sabiamente comenta, sin embargo, que la vida en un monasterio se idealiza demasiado y no es tan simple como se podría suponer. Nutricionistas holísticos occidentales, también comparten la idea de que la carne es necesaria para la vida moderna. Bernard Jensen, Ph.D. afirma que una ocupación competitiva consume mucha adrenalina y no se puede conseguir un equilibrio con una dieta exclusivamente vegetal. También razona que el nivel de conciencia necesario para subsistir como un vegetariano estricto, no ha sido alcanzado por la mayoría de la gente. Según sus cálculos los aminoácidos serían quemados tan rápidamente que la mayoría de personas en una sociedad moderna padecerían hambre.

Esta idea de la variedad de las dietas se refleja en la antigua cultura de la India en la que la carne se prescribe tradicionalmente para la casta rajpats de guerreros y gobernantes. A los Brahmanes, que no participaban en la batalla, pero se centraron en el estudio y desarrollo espiritual, se les prohibió el uso de la carne. Esto nos lleva al siguiente punto en el consumo de carne, y cómo nos afecta espiritualmente.

Este punto de vista es a la vez inquietante y confuso. Porque, lo que estos autores parecen estar diciendo es que para el desarrollo de unos ideales espirituales uno debe comer como vegetariano, pero para la mayoría de nosotros con pocas esperanzas de alcanzar la Iluminación, de cualquier manera esto no es apropiado. Tal vez esto parezca un poco gracioso, pero analizando las cualidades energéticas de la carne, parece un mal necesario para aquellos de nosotros que vivimos en la cultura moderna.

Los que consumen carne aparentemente se están llenando con alimentos de baja energía que produce un espíritu bruto, con tendencias animalistas y mentalidades beligerantes. Por otro lado los que comen más verduras, supuestamente pueden tener un espíritu más armonioso. Como Hua Ching Ni recomienda:

"Los seres más altos absorben energía pura. Las personas que tratan de espiritualizar su vida comen sólo alimentos sutiles a la luz tales como hierbas y vegetales."

Pitchford señala que así como ciertos animales tienen ciertos atributos que pueden ser beneficiosos para la salud, también tienen atributos negativos que se transmiten al que los come. La timidez del conejo o los deseos del cerdo son ejemplos de esto. Sostiene, además, que tal vez la mayor parte de la tensión que se atribuye a un estilo de vida moderno puede ser el resultado de comer demasiada carne y sus subproductos tóxicos, produciendo una obstrucción del cuerpo físico y por lo tanto del bienestar mental.

Jensen tiene una interesante punto de vista al contrastar diferentes aspectos energéticos de carne y verduras. Él sostiene que los seres humanos necesitan las tasas vibratorias superiores proporcionados por productos de origen animal. La parte medular del cerebro, lo que él llama "el cerebro en el pecho", que regula la respiración y debe ser construido con la tasa vibratoria más alta, de fósforo, evolucionado a partir de productos de origen animal. Se requiere este mismo fósforo para el procesamiento del pensamiento bien desarrollado. Por razones similares insiste en que sólo los vegetales frescos pueden proporcionar tasas vibratorias adecuadas necesarias para la buena salud.

No obstante, hay que señalar que ha habido taoístas que subsistían con estrictos regímenes vegetarianos. Aunque la práctica de incluir carne en la dieta se acercó con cautela entre los autores taoístas modernos, prescindiendo poco a poco de un estilo de vida vegetariano estricto. La carne debe representar sólo una fracción de la dieta total. Comer demasiada carne en la dieta crea una condición de sangre Yin, o un desequilibrio ácido que lleva a una persona a convertirse en propensa a la enfermedad. Por otro lado una estricta dieta vegetariana puede causar que el cuerpo se vuelva demasiado alcalino. Se debe encontrar un armonioso equilibrio. Maoshing Ni en “El Tao de la Nutrición” recomienda avanzar gradualmente a una dieta principalmente vegetariana, considerando a la carne sólo como 1/10 de todos los alimentos consumidos. Así, por un lado tenemos el lado más espiritual de nuestra tradición que aboga por una práctica vegetariana, y por otro tenemos una perspectiva más práctica para conservar la salud que advierte en contra de ella.

Preocupaciones especiales para vegetarianos


Antes de pasar a la siguiente sección que trata las preocupaciones nutricionales especiales de los vegetarianos, vale la pena citar los comentarios del Dr. Stephen Chan sobre el “Gran Tao”.

"Se dice que deberíamos hacer, tales comidas, de tal cantidad diaria de proteínas, vitaminas, minerales, y otros alimentos equilibrados. Si nos preguntamos si realmente necesitamos o no todos estos componentes, mi respuesta sería: ¿Qué son las vitaminas? ¿Qué son los minerales? ¿Cuáles son las proteínas? Y ¿Cuánto sabemos realmente acerca de ellos?”

Esto es significativo porque se sumerge en toda la cuestión de la administración de suplementos en general. Como Chang explica, además, la mayoría de los científicos creen que hay probablemente 2.000 componentes desconocidos en una manzana. Si se afirma que las hierbas medicinales y la farmacología occidental fueron uno de los mismos, muchos médicos se burlan de esta idea. La mayoría de los profesionales que apoyarían la idea de que algún ingrediente activo sintetizado se encuentra en alguna hierba, están muy lejos del equivalente orgánico real. ¿Por qué entonces deberíamos pensar de forma diferente en lo que respecta a las vitaminas y minerales?

Por otro lado, ignorando por completo la información conocida sobre los nutrientes necesarios en el cuerpo sería igual de ridículo. Por esta razón, la exploración de los aspectos nutricionales del vegetarianismo, tanto en términos tradicionales orientales y occidentales, aunque sean valiosos, al mismo tiempo son incompletos. Tal vez en algún momento se descubrió que algún componente de la carne en realidad se requiere para un funcionamiento apropiado del cuerpo.

Por otro lado, dónde podemos encontrar las fuentes orgánicas naturales necesarias para contrarrestar las deficiencias nutricionales del cuerpo? Es importante tener en cuenta, sin embargo, que muchos de los llamados productos naturales, se cultivan cada vez más en un suelo que ha sido explotado intensamente y vaciado de nutrientes.

Por lo tanto, un vegetariano debe ser muy exigente cuando se trata de fuentes de alimentos, así como de decidirse si usar o no los suplementos alimentarios. Por ejemplo, dado el conocimiento actual de estas cuestiones complejas, aquellas personas con una dieta vegetariana pueden encontrar las vitaminas A y D, el calcio y la riboflavina en niveles seguros. Estas sustancias se encuentran a menudo en muchas fuentes vegetales. Unos hábitos alimenticios adecuados, teniendo en cuenta el equilibrio de los alimentos y las distintas opciones dietéticas ajustadas,  deben eliminar estos problemas.

Proteínas

Es una creencia común de que los vegetarianos tienen problemas para obtener suficiente proteína. Un rápido paseo a través de cualquier tienda de alimentos saludables revelará numerosos productos de suplementos de proteína para aquellos con dietas vegetarianas y de otro tipo. El hecho es que la mayoría de personas en los países desarrollados consumen cantidades de proteína muy superiores a la cantidad necesaria. La proteína está presente en muchos vegetales, así como en otros productos de origen animal. De acuerdo con los estudios internacionales sobre salud, se requieren diariamente 8g. de proteínas por cada kilogramo de peso corporal, que suele ser aproximadamente 48 g. por día. El USRDA recomienda 70g. al día para los hombres y 60 g. para las mujeres. Los bebés pueden requerir hasta 3 veces más. Sin embargo, en un experimento realizado en el Instituto de Tecnología de Massachussets, 100 hombres con dietas reguladas demostraron que 30 g. por día eran suficientes.

En cualquier caso, la proteína obtenida de fuentes vegetales no tiene por qué ser escasa.
2 tazas de guisantes o habas crudas secas y 40 onzas de arroz crudo tienen las mismas cantidades de proteínas que un filete de 7 oz.
1/2 taza de proteína cocinada es igual a un filete de 20 oz.
1 taza de semillas de girasol sin cáscara es lo mismo que un increíble filete de 40 oz.

Considere también estas cifras por un momento:
Una taza de brócoli tiene 40 calorías y 4 gramos de proteína.
Comer solamente brócoli durante un día proporciona 2000 calorías, que sería el equivalente de más de 200 gramos de proteína, más del doble de la diaria recomendada.
No debería ser difícil para cualquier vegetariano obtener suficiente proteína.

Lo que es muy importante para los vegetarianos es el equilibrio adecuado de proteínas biológicamente disponible. Las proteínas de fuentes vegetales son menos completas y por lo tanto se utilizan menos eficientemente por el cuerpo que las fuentes animales. Hay 24 aminoácidos identificables utilizados en el cuerpo. De éstos 8-10 son considerados aminoácidos esenciales porque no pueden ser sintetizados por el cuerpo por sí mismo; deben obtenerse de los alimentos. Los aminoácidos esenciales son phenylaline, leusine, isoleusine, metionina, valina, lisina, treonina y tyrptophane. Aunque existe controversia, la histidina y la arginina también pueden ser esenciales, especialmente en tiempos de lesiones y enfermedades.

Además, todos los aminoácidos esenciales deben ser consumidos al mismo tiempo con el fin de asegurar la correcta absorción de un requisito de proteína completa. Los otros 14 aminoácidos ácidos pueden ser producidos por el cuerpo. Por lo tanto, varios productos alimenticios se clasifican en función de sus aminoácidos, o aquellos que son bajos en ellos. El cuerpo sólo puede absorber proteínas en el nivel del aminoácido esencial más bajo en cualquier comida dada. En la medida que un aminoácido esencial es bajo, es cuando el cuerpo puede absorber con eficacia las necesidades de proteínas adecuadas.

Con el fin de resolver este problema, la solución para los vegetarianos pasa por una correcta combinación de los alimentos. De hecho, cuando se combinan los alimentos adecuados, las fuentes vegetales de proteínas en realidad pueden a superar la carne en términos de valores de proteína. En términos de proteínas biológicamente disponibles, los huevos son con mucho, el más completo, seguido de la leche, queso, pescado, arroz integral, carnes rojas y aves de corral. Hay una mayor diferencia entre los huevos y la carne que entre la carne y las verduras en términos de aminoácidos limitantes. También es interesante observar que el arroz entero tiene índices más altos que la carne roja. Sin embargo, sólo algunas semillas y frutos secos, algunos cereales y muy pocas hortalizas cumplen los requisitos completos de proteínas. Algunas algas micro como la espirulina, chorella, y las algas salvajes azul-verdosas se consideran entre los productos más ricos en cuanto al aporte de proteínas. Se conoce que hay algunas variedades que contienen todos los nutrientes necesarios para el cuerpo humano. Cuando se compara con la carne de vacuno, por ejemplo, la absorción digestiva de espirulina y chorella es cuatro veces mayor. Cualquier vegetariano estricto haría bien en incluir estos alimentos en su dieta.

Hay numerosos libros que proporcionan directrices y recetas completas para practicar unas dietas bien equilibradas en proteínas. En general, las plantas tienden a ser deficientes en lisina, triptófano, y metionina. Los granos y cereales carecen a menudo de lisina. El maíz y el arroz se encuentran normalmente con bajas cantidades de triptófano y treonina.

Hay que tener en cuenta las siguientes pautas:

Siempre combinar cereales con legumbres, semillas y frutos secos con leguminosas, o para aquellos que comen huevos y productos lácteos con cualquier proteína vegetal.

Según Maoshing Ni, una dieta vegetariana equilibrada debe consistir en 2/5 de granos, 2/5 de verduras y frutas, y 1/5 de nueces y legumbres.

Los hidratos de carbono son igual de necesarios que las proteínas. Ciertos órganos importantes como el cerebro requieren carbohidratos para funcionar. Si las proteínas se ingieren sin hidratos de carbono, éstas serán convertidas por el cuerpo en hidratos. En este sentido, las verduras son preferibles a la carne ya que a menudo contienen tanto proteínas como carbohidratos. La carne se compone de proteína y grasa, y la grasa no se puede convertir en hidratos de carbono.

Comer una dieta bien equilibrada debe proporcionar al vegetariano la proteína necesaria para el cuerpo.

Otro aspecto importante respecto a las proteínas es el mantenimiento de la proporción entre las propias proteínas y las calorías. Por un lado, si una persona no come suficientes calorías, las proteínas serán absorbidas para mantener el peso corporal. Por otro, también es importante no consumir un exceso de calorías. La ingesta media diaria de calorías debe ser entre 1900 y 2700 y la de proteína entre 46-70g. Esto supone alrededor de 1 gramo de proteína por cada 40 calorías consumidas.

Por lo tanto, los vegetarianos deben tener cuidado de no comer muchos azúcares, grasas, aceites y almidones. Es imposible ser vegetariano comiendo alimentos aparentemente sanos, pero pobres o insuficientes. Si ingerimos muchas calorías y muy pocas proteínas, se necesita urgentemente comer algo con muchas proteínas como queso, huevos o carne.

Si en una dieta vegetariana estricta combinamos mucho consumo de azúcar o miel, esto será bastante perjudicial ya que producirá un déficit de proteína inmediato. También el azúcar y la miel contribuyen a una pérdida de minerales en el cuerpo. Por ello, no es nada bueno consumir productos dulces en una dieta vegetariana.

Por otro lado, la creencia popular de que los vegetarianos son naturaleza más bien debilucha, debe ser rechazada. Esta es una idea que parece defender el Maestro Ni cuando se refiere al tipo de trabajo que uno hace cuando se considera vegetariano. Los músculos requieren carbohidratos y grasas para funcionar, no proteínas. Incluso aquellos que están tratando de estimular el crecimiento muscular deben hacer una dieta normal que suministre más proteínas de las que suele necesitar una persona normal. Un grupo de atletas suecos fueron analizados en una prueba de resistencia en bicicleta, obteniendo un dato interesante: los que tuvieron durante tres días una dieta de granos y proteínas duraron tres veces más que los que consumieron grandes cantidades de carne. Por tanto, no hay ninguna razón para suponer que los vegetarianos que consuman una dieta bien equilibrada, de alguna manera sean de constitución más débil, o tengan menos fuerza y resistencia. Podemos comprobarlo en el impresionante poder de un caballo Clydesdale, cuya  comida consiste en gran parte de heno y avena.

Vitaminas y minerales

Hay una serie de vitaminas y minerales que, a pesar de que se encuentran en las verduras parecen faltar en muchas dietas vegetarianas. Estos son la vitamina A, vitamina D, calcio, zinc, riboflavina, hierro y por último, la vitamina B-12 que es un tema aparte y merece su propio estudio. Antes de investigar cada uno de estos nutrientes, es importante para entender la composición de una dieta vegetariana bien equilibrada, entender cómo se produce la absorción por el cuerpo de los mismos. Una dieta vegetariana bien planificada debe consistir sobre todo en una amplia cantidad de frijoles, legumbres y granos. Estos productos, sin embargo son ricos en elementos que se funden bioquímicamente con calcio zinc y otros elementos. Por tanto, las cantidades de estos elementos reducen la absorción de estos nutrientes, e incluso los puede lixiviar fuera del cuerpo. Los frijoles germinados y las semillas de cereales no se comportan de manera similar y por lo tanto también deben ser incluidos en la dieta. Los productos fermentados, por otro lado, ayudan a compensar éste efecto también. Los alimentos tales como la levadura de pan también pueden ayudar. Uno de los métodos para reducir el efecto del phyates en los frijoles es tenerlos en remojo durante toda la noche. Para un mayor efecto es necesario empapar los granos al menos 12 horas, cambiando el agua al menos una vez. Los granos, frijoles y legumbres son, por supuesto, muy importante y no deben ser evitados por temor a phyates.

La vitamina A, también conocido como Beta Caroteno es bien conocida por su beneficio para los ojos, pero se utiliza en una amplia gama de funciones del cuerpo. Es necesaria para el mantenimiento y la reparación del tejido epitelial. Ayuda en el almacenamiento de grasa y está implicada en el sistema inmune protege contra ataques externos e infecciones. Es un antioxidante, pensado para retardar el proceso de envejecimiento, y se considera que es útil contra el cáncer y la contaminación. Pero lo más importante para el vegetariano es que la proteína no puede ser utilizada por el cuerpo sin vitamina A. Desde una perspectiva de la MTC, una falta de vitamina A en la dieta parece estar relacionada con WEI QI y la deficiencia de hígado. Los síntomas de la deficiencia de vitamina A pueden incluir enfermedades de la piel, caspa, pérdida de olfato, alergias, ceguera nocturna, inflamación de los ojos y sequedad de las mucosas, y del el sistema respiratorio y reproductivo. Es interesante notar que la carne de hígado se considera que una excelente fuente de vitamina A y que a los vegetales de hoja verde se les asocia con el elemento madera en la teoría de los cinco elementos. Mi experiencia ha demostrado que los vegetarianos a menudo suelen padecer bastantes veces deficiencias hepáticas. Generalmente la vitamina A se encuentra sobre todo en vegetales de color verde y amarillo oscuro. La dunaliella (un tipo de alga microscópica unicelular), la espirulina, las algas salvajes verdes y azules, el trigo y la cebada forrajera, la Chorella (otro tipo de alga unicelular), las zanahorias, boniatos, col rizada, perejil y las espinacas son excelentes fuentes de vitamina A, en orden de mayor a menor contenido.
La vitamina D es necesaria para la asimilación del calcio y el fósforo en el cuerpo. Es esencial para el desarrollo de huesos y dientes y se considera útil para la prevención de trastornos tales como la osteoporosis y el raquitismo. Tal vez una correlación interesante se puede hacer según la idea de la MTC de la influencia del riñón en desarrollo de los huesos. La vitamina D se convierte primero por el hígado y luego por el riñón.

A pesar de que escuchamos mucho acerca de cómo el exceso de grasa no es saludable, es necesario para la asimilación de la vitamina D por el cuerpo. Esto es importante para aquellos con dietas vegetarianas estrictas que pueden tener bajos índices de grasas.

Muchas de las fuentes alimenticias de vitamina D son grasa y humedad en la naturaleza; por ejemplo, la leche, el aceite de hígado de bacalao y la mantequilla. Afortunadamente, el cuerpo es capaz de convertir la exposición a la luz solar en vitamina D. Esto es algo difícil en climas más fríos y para los que trabajan en el interior. La cantidad de sol necesaria para la adecuada absorción de vitamina D es de al menos el 20% de la superficie de la piel del cuerpo durante 30 minutos al día al nivel del mar.

Fuentes vegetales de vitamina D pueden ser la alfalfa, la avena, las patatas dulces, y los aceites vegetales.

El calcio es, por supuesto, fuertemente implicado con el crecimiento de los huesos, es también necesario para mantener saludables los nervios y músculos. Los síntomas de la deficiencia de calcio pueden dar lugar a calambres musculares, uñas quebradizas y dolor en las articulaciones e incluso, adormecimiento de brazos y piernas. Si tenemos en cuenta muchas de las sustancias ricas en calcio según la MTC como Concha Ostrea (Mu Li), Os Draconis (Long Gu), o Fluoritum (Zi Shi Ying), podemos ver que tienen la propiedad energética de anclar el yin y es útil para los síntomas de nerviosismo e insomnio. Un suplemento de calcio que se tome antes de acostarse es útil para una noche de sueño. Para los vegetarianos que eligen no comer productos lácteos, hay una amplia variedad de fuentes vegetales de este mineral, especialmente las verduras de hoja verde.
Estos incluyen berza, hojas de diente de león, col rizada, hojas de mostaza, hojas de nabo, brócoli, col china, colinabo, quimbombó, soja, melazas, frutos secos, almendras.

Si nos referimos al zinc, por desgracia para los vegetarianos, la carne es una excelente fuente del mismo. La disponibilidad de zinc en productos vegetales es cada vez más cuestionable debido al agotamiento del suelo, y el uso de nitrógeno y fósforo como fertilizantes. Debido a su implicación en los órganos reproductivos, especialmente el de próstata y de la síntesis de proteínas, se ha sugerido por algunos médicos que se relaciona con el Jing. Los síntomas de la deficiencia de zinc pueden causar mareos y una sensación de desapego que se puede observar en algunos vegetarianos. Buenas fuentes de zinc podrían ser aportadas por las habas, granos enteros, setas, nueces, soja, calabaza y semillas de calabaza.

La riboflavina o vitamina B2 es necesaria para la formación de las células rojas de la sangre, la producción de anticuerpos, y el crecimiento celular y la respiración. La falta de esta vitamina es importante para una mujer embarazada, ya que puede causar daños en el feto, incluso sin síntomas obvios a la madre. También es interesante observar que la inclusión de vitamina B2 y B6 juntas es útil en el tratamiento del síndrome del túnel carpiano. Las algas Hijiki son una rica fuente de riboflavina. Otras fuentes incluyen verduras de hoja verde en su mayoría, espárragos, brócoli, coles de Bruselas, quimbombó y calabaza de invierno.

El hierro es el mineral individual que más abundantemente se encuentra en la sangre. Es esencial para la producción de la hemoglobina y la oxigenación de las células rojas. Los bajos niveles de hierro corresponden en gran medida con un poco de lo que sería la deficiencia de la sangre en la medicina oriental. Estos síntomas incluyen, uñas quebradizas, caída del cabello, palidez, mareos y fatiga. Si se toma demasiado hierro, como por ejemplo mediante suplementos, con una dieta deficiente en proteínas puede haber una sobrecarga del sistema que puede dañar los músculos del corazón y el hígado. Buenas fuentes de hierro para los vegetarianos son en gran medida los alimentos de grano entero. También, remolachas, aguacates, dátiles, pasas, melocotones secos, peras y calabazas son buenas fuentes. Las micro-algas como la espirulina, son también una excelente fuente de hierro.


La vitamina B-12

Es una opinión generalizada que los vegetarianos deben tener cuidado para obtener suficiente vitamina B-12 en la dieta. La vitamina B-12 es especialmente influyente en la reproducción de nuevas células, aunque la relación exacta no está clara en cómo interactúa con el ácido fólico. Está involucrada con el desarrollo, crecimiento y reparación de tejidos. Esto es especialmente importante para los tejidos que están en constante reproducción tales como células rojas de la sangre, de las cuales diez mil necesitan ser reemplazados cada segundo. Tan importante como esto pueda parecer, la B-12 es requerida por el cuerpo sólo en cantidades pequeñas. La Ingesta Diaria Recomendada para la B-12 es de sólo 2 mcg. Esta cifra es mayor para las mujeres embarazadas y los niños.
La razón de que esto represente un riesgo para el vegetariano es que B-12 sólo se puede encontrar en productos de origen animal como la carne, la leche, los huevos y ciertos productos fermentados.  Especialmente para un vegano esto puede suponer un problema.

Los signos y síntomas de la deficiencia de vitamina B-12 son insidiosos, y pueden tardar años en desarrollarse. Es importante para los vegetarianos tener en cuenta que los vegetales verdes contienen ácido fólico que puede enmascarar los síntomas de la deficiencia de la sangre y que pueden pasar desapercibidos hasta que se produzca el daño nervioso irreparable. Por supuesto, esto implica una deficiencia de la sangre en el sentido occidental, sin embargo, es probable que el practicante del MTC sería capaz de ayudar al paciente con un diagnóstico más temprano utilizando diagnósticos energéticos. Según Pitchford la lengua un paciente al que le falta vitamina B-12 se presenta comúnmente de color rojo, brillante, liso y en ocasiones ulcerada. La deficiencia de vitamina B-12 también se ha asociado con algunos trastornos mentales y es común que los problemas mentales que van sucediendo hasta una escala de psicosis aguda puedan estar entre los primeros síntomas. La locura, el nerviosismo y la fatiga crónica se han atribuido a los niveles límite de la deficiencia de B-12.

El punto de vista de que la vitamina B-12 sólo se puede obtener a partir de carne es algo discutible. La vitamina B-12 se encuentra en pequeñas cantidades en el aire, el agua, las setas, los productos fermentados e incluso la hierba Radix Angelica sinensis (Dang Gui), un planta tónica para la sangre. Algunos apuntan a las exitosas dietas principalmente vegetarianas de las culturas tradicionales, o sostienen que hay es suficientes bacterias naturales en nuestro tracto digestivo para proporcionar B-12 como subproducto. Otros afirman que hay suficiente B-12 en una dieta basada principalmente en granos enteros y frijoles. Algas y micro-algas también se han proclamado ser fuentes importantes de esta vitamina esencial. Sin embargo, hay problemas con todas estas fuentes alternativas que merecen un estudio más complejo.

En las culturas tradicionales se habrían comido verduras cultivadas orgánicamente. No se habrían utilizado tantos productos químicos y pesticidas en la producción de los cultivos. También las tierras sobre-explotadas modernas se han agotado de muchos nutrientes esenciales para una buena nutrición. Las bacterias y los insectos habrían proporcionado suficiente B-12 en estos casos.

Otros factores en nuestra cultura moderna también limitan la absorción de la vitamina B-12 como el uso generalizado de antibióticos y pastillas anticonceptivas. El estrés de los factores emocionales o una lesión física afecta negativamente a la absorción de B-12, así como las enfermedades del hígado y las enfermedades crónicas. Una percepción que suponga que las culturas tradicionales estaban mejor respecto a la salud que ahora, puede ser sin embargo algo idealista y simplista.

En las culturas menos industrializadas del mundo, es más probable que los productos fermentados proporcionen un suministro adecuado de B-12. Sin embargo, muchos de estos productos hechos para la producción en masa se hacen en ambientes altamente desinfectados donde las bacterias tienen pocas posibilidades para formar cultivos en cantidades significativas de B-12. Por razones similares, es improbable que haya suficiente B-12 de la flora en el tracto digestivo para las necesidades humanas,  e incluso aún no se ha demostrado que esta esté siendo asimilada. Obviamente, los antibióticos serían un factor importante aquí. Es útil incluir productos fermentados en una dieta estrictamente vegetariana, ya que estos parecen ser beneficiosos en la absorción de la vitamina.

La mayoría de las fuentes donde he investigado el tema daban por supuesto que la vitamina B-12 debe provenir de productos de origen animal. Para el vegano, absteniéndose incluso de huevos y leche, es esencial la búsqueda de algunos suplementos. Una explicación plausible para este dato abrumador es que B-12 se encuentra sólo en la célula animal ya que ayuda a sintetizar DNAC del ácido nucleico de las cuales es una timina base. Los productos vegetales son principalmente fuentes de estructuras de ARN que no tienen timina como base. En el caso de la producción de glóbulos rojos el ácido fólico permitirá a las células pasar por etapas intermedias de crecimiento, pero no los llevarán a su pleno crecimiento. Y es por eso que el ácido fólico puede enmascarar los síntomas de la deficiencia de la sangre real durante mucho tiempo.

Las micro-algas y las algas en general han sido hasta hace poco elogiadas por ser ricas fuentes de vitamina B-12. Las pruebas han demostrado sin embargo que gran parte de las cantidades reales de esta vitamina no están disponibles para ser aprovechadas por el cuerpo humano, ya que son análogos. Los análogos imitan el comportamiento de la vitamina B-12 pero no pueden ser utilizados por el cuerpo, y además pueden realmente estar bloqueando la absorción de B-12 utilizable por el cuerpo. Probablemente no es prudente confiar demasiado en estas fuentes, dada esta información.

Pitchford recomienda el uso de un suplemento de B-12 para una dieta vegetariana saludable. Es quizás significativo notar que este es el único suplemento de vitamina que se cree que es absolutamente necesario. Los suplementos de B-12 suplementos hechos de levadura nutricional en una solución preferentemente de melaza o de remolacha azucarera. La captación de estos suplementos puede ser ayudada por el consumo de alimentos ricos en enzimas tales como encurtidos, chucrut, o brotes. No es recomendable tomar un producto multivitaminas ya que sucede como los análogos en el caso de las algas de mar, que pueden bloquear la absorción. Probablemente este método no es la mejor opción, sin embargo, para las personas con problemas relacionados con las infecciones por hongos.

Independientemente de las diversas ideas que  sobre absorción de B-12 aquí se presentan, es un buen consejo el realizar de vez en cuando una prueba clínica de vitamina B-12, un procedimiento sencillo y barato. Tal vez esta es una excelente idea para tratar en primer lugar, antes de hacer alteraciones radicales en la dieta de los pacientes.

Energética del cuerpo

Un área en la que muchos vegetarianos parecen meterse en problemas, es la naturaleza de los alimentos que comen. Sin tener en cuenta ni la comprensión de su propio estado, de las costumbres de su cuerpo, muchos pensamos en una dieta de alimentos crudos fríos como la forma saludable de comer. Muchas mujeres deciden tratar de perder peso comiendo ensaladas solamente fríos, y con ello destruyen el fuego digestivo, y la fuerza del bazo en el proceso. Otro ejemplo es que algunos vegetarianos sólo comen pescado, que por naturaleza es un alimento de enfriamiento y reduce el calor interno. Esto, al parecer es un área donde el profesional de la medicina oriental puede ser particularmente útil para los vegetarianos. Con nuestra comprensión de la energética del cuerpo, así como la del entorno climático, debería ser fácil para nosotros evaluar los hábitos alimentarios de los vegetarianos y hacer sugerencias basadas en eso. Con el fin de obtener la cantidad adecuada de nutrientes, diríamos Qi de los alimentos, es importante para el vegetariano estricto estar comiendo una dieta basada en alimentos de temporada que crecen en el medio ambiente local, que son frescos y de temporada. Esta idea también es confirmada por los nutricionistas occidentales. Otra consideración importante es el origen racial o étnico de una persona. Por ejemplo, a muchas personas no les va muy bien la rica dieta moderna. Al regresar de nuevo a una dieta más tradicional se convierten en más saludables y fuertes. Por último, los métodos en los que se cocinan los alimentos deben ser coherentes con los mismos parámetros. En general, sin embargo, se recomienda por los nutricionistas taoístas que la mayoría de alimentos deben cocinarse aunque sea sólo un poco, con el fin de mantener el fuego digestivo en buena salud. Cocinar los alimentos, aunque sea un poco mantiene el fuego digestivo, y permite una mejor digestión de los nutrientes necesarios. De acuerdo con la visión occidental sobre este tema, los alimentos cocinados pierden enzimas y vitaminas por la cocción. La cantidad de nutrientes medidos sin embargo, es antes de la digestión y no después. Esto parece reflejar una de las diferencias fundamentales entre Occidental y Oriental. En Occidente, la atención se ha centrado en gran parte en la ruptura de los sistemas en sus partes fundamentales. El pensamiento oriental ofrece una visión más extensa en el que las cosas importantes, como el sabor y la temperatura de los alimentos, también es importante para un buen equilibrio dietético. No es necesario ser un especialista en nutrición, para estar sensibilizado en los métodos de diagnóstico básicos y tener en cuenta los factores climáticos para ayudar a un paciente a tomar decisiones sabias en este sentido. Es mi experiencia que esta información sencilla se pasa por alto en gran medida por muchos vegetarianos, que no saben nada del tema.

Convertirse en vegetariano

Parece que es una moda en estos días decir en la cafetería que hemos tomado la decisión de ser vegetarianos. Como se mencionó anteriormente, muchas personas parecen estar dispuestos a cambiar al vegetarianismo sin la más mínima idea de lo que esto significa para su salud y cómo hacerlo de forma nutricional sana. Yo mismo, he sido culpable de esto. Para aquellos que toman la decisión de convertirse en vegetarianos, todas las fuentes coinciden en que este debe ser un proceso lento, no durante una noche. Todo el libro de Pitchford se orienta hacia una transición gradual de la dieta típica estadounidense. Incluso autores taoístas que no abogan por un régimen vegetariano, recomiendan que se cambie lentamente a una dieta principalmente vegetariana.

Tal vez lo mejor que podemos hacer por el paciente vegetariano es obtener una comprensión de cuál es el nivel de madurez en la decisión de convertirse en un vegetariano. Conseguir que el paciente se involucre en la comprensión de su nutrición es esencial para llegar a ser un vegetariano sano. No puede ser un capricho.


Una frase final

Debe quedar claro en este punto que ser vegetariano no es simplemente una opción de dieta, sino una forma de vida. Un estilo de vida vegetariano requiere disciplina, planificación y un esfuerzo consciente para mantener una dieta bien equilibrada. Se requiere involucrarse activamente, y tener una fuerte responsabilidad personal. Hay que madurar, más allá de comer cosas simplemente porque saben bien, y desarrollar una actitud de comer para la preservación de la salud y el cultivo personal. Además de cambiar solamente la forma en que uno come, es necesario trabajar hacia una existencia más armoniosa en todas las facetas de la vida de uno. Por estas razones, se podría argumentar que para la mayoría de los ciudadanos modernos, vivir saludablemente como vegetariano es una tarea monumental. Por otro lado, esto no quiere decir que sea imposible. Dado el estado de la falta de armonía en nuestra cultura moderna, la devastación del medio ambiente, y el grado en que la carne y otros productos de origen animal no manipulados son difíciles de conseguir, el vegetarianismo es una forma de vida digna de considerar.

Como profesionales de la medicina oriental nos corresponde recordar que somos instrumentos para influir en cuerpo, mente y espíritu. En nuestra sociedad materialista occidental a menudo es más fácil para que nos centremos en las dolencias del cuerpo, ignorando el resto. Tenemos que ser sensibles y tener comprensión con otras personas que buscan una vida más espiritual, y estar dispuestos a trabajar con ellos dentro de los parámetros y estilo de vida de los demás. En nuestra propia tradición hay precedentes para la inclusión de al menos un poco de carne en la dieta. También hay una tradición para renunciar a esto para fines espirituales. Si un paciente que ha elegido un estilo de vida vegetariano está teniendo problemas de salud, se puede hacer una evaluación de su régimen especial, y realizar algunas alteraciones en su dieta. Esto siempre se debe intentar primeramente, antes de insistir en que se debe comer carne. Según nuestra propia tradición, la carne debe ser sólo una muy pequeña parte de la dieta de cualquier manera. Si parece que la carne debe ser, en nuestra opinión, absolutamente necesaria, debemos estar preparados para aconsejar a los pacientes y darles una comprensión muy clara de su salud y que les permitan tomar una decisión informada. Esta estrategia debe ser abordada con el conocimiento y la compasión para nuestros pacientes vegetarianos.

Referencias

Deng Ming-Dao. Guerrero Académico; Una introducción al Tao en la vida cotidiana. San Francisco: Harpers Collins Publishers. 1990. p. 29.
Ni Hua Ching. 8.000 años de sabiduría: Conversaciones con maestro taoísta Ni Hua Ching. Libro II. Malibu, CA: El Santuario del Aliento Eterno del Tao. 1983. p. 218.
Ni Hua Ching. 8.000 años de sabiduría: Conversaciones con maestro taoísta Ni Hua Ching. Libro I. Mailbu, CA: El Santuario del Aliento Eterno del Tao. 1983. p. 208.
Chang, Stephen T. El Gran Tao. San Francisco: Tao Publishing. 1985. p. 117.
Ballentine, Rudolph, Doctor Dieta y Nutrición; Un enfoque holístico. Honesdale, PA: El Instituto Internacional del Himalaya. 1978. p. 148.
Jensen, Bernard, Ph. D. Curación alimento para el hombre. Escondido, CA: Bernard Jensen Publisher. 1983. p. 214.

Ballentine. p. 152.
Brody, Jane. Libro Nutrición de Jane Brody. Nueva York: W.W. Norton and Co., Inc. 1981. p. 442.
Pitchford, Paul curación con Whole Foods. Berkeley: Libros del Atlántico Norte. 1993. p. 96.


Bibliografía

Ballentine, Rudolph, Doctor Dieta y Nutrición; Un enfoque holístico. Honesdale, PA: El Instituto Internacional del Himalaya. 1978. p. 115-122, 148-185, 517 a 519.
Bensky, Dan and Gamble, Andrew. Medicina herbaria china Materia Médica. Seattle: Eastland Press. 1986. p. 474-476, 569-576.
Brody, Jane. Libro Nutrición de Jane Brody. Nueva York: W.W. Norton and Co., Inc. 1981. p. 43, 442-447.
Chang, Stephen T. El Gran Tao. San Francisco: Tao Publishing. 1985. p. 117-125.
Colbin, Annemarie. Alimentación y Sanación. Nueva York: Ballantine Books. 1986. p. 116-131.
Colimore, Benjamin MA, y Sarah S., L.P.T. Nutrición y tu cuerpo. Los Angeles: Light Wave Press. 1974. p. 11-43, 157-221.
Deng Ming-Dao. Guerrero Académico; Una introducción al Tao en la vida cotidiana. San Francisco: Harpers Collins Publishers. 1990.
p.24-30.
Defectos, Bob. SURGIMIENTO del Claro; Una guía sencilla para la alimentación saludable Según la medicina tradicional china. Boulder: amapola azul Press. 1991. p. 9-25, 60-69.
Defectos, Bob, y Wolfe, Honora. Cocinero del príncipe Wen Hui; Terapia dietética chino. Brookline, MA: Paradigm Publicaciones. 1983. p. 4-16.
Jensen, Bernard, Ph.D. Curación alimento para el hombre. Escondido, CA: Bernard Jensen Publisher. 1983. p. 30-31, 209 a 214.
Jensen, Bernard, el Dr. Alimentos que curan. Garden City Park, Nueva York: Avery Publishing Group. 1988. p.101-104.
Lu, Henry C. chinos Alimentos para la longevidad; El arte de la larga vida. Nueva York: Sterling Publishing Co., Inc. 1990. p.10-14.
Pitchford, Paul. Curación Con Whole Foods. Berkeley: Libros del Atlántico Norte. 1993. p. 89-110, 118-120, 206-210, 347, 472, 547.
Pfeiffer, Carl C., Ph D., MD Mental un Nutrientes elementales; Una guía a los médicos que la nutrición y la atención de la salud. New Canaan, CT: Keats Publishing, Inc. 1975. p. 99-112.
Ni Hua Ching. 8.000 años de sabiduría: Conversaciones con maestro taoísta Ni Hua Ching. Libro I. Malibu, CA: El Santuario del Aliento Eterno del Tao. 1983. p. 183-218.
Ni Hua Ching. 8.000 años de sabiduría: Conversaciones con maestro taoísta Ni Hua Ching. Libro II. Malibu, CA: El Santuario del Aliento Eterno del Tao. 1983. p. 218 hasta 221.
Ni, Maoshing, Ph.D., C. A. El Tao de la Nutrición. Los Angeles: El Santuario del Aliento Eterno del Tao, y el Colegio de Tao y Sanación Tradicional China. 1987. p.6-23, 167.


Biografia

Clark C. Casteel era un interno de alto nivel en el Colegio del Pacífico de Medicina Oriental en San Diego, California, en el momento en que escribió este artículo. Además ha estudiado con varios practicantes de medicina oriental en varias clínicas en San Diego incluyendo; el Centro del Pacífico de la Salud, el Centro de Salud Park Boulevard, y el Centro Este-Oeste para la Salud. Recibió una licenciatura en Historia especializado en las culturas de Asia de la Universidad de New Hampshire, Durham, Nueva Hampshire en 1989.

Actualmente está practicando en el "Oriental Healing Arts" en Gainesville, Georgia.