Translate

miércoles, 7 de junio de 2017

LA FRECUENCIA DE LAS SESIONES DE ACUPUNTURA Y SUS RESULTADOS EN EL TRATAMIENTO




Las relaciones entre el tiempo y la frecuencia del tratamiento de acupuntura y la efectividad terapéutica pueden relacionarse en función de distintos aspectos.

Duración total de tratamiento.

Esto depende de la duración de las enfermedades y de cada paciente. Cuanto antes comiencen los tratamientos, más corto es el tiempo  total que se necesitará para la curación, y viceversa.

Por ejemplo, en casos de Lou Zhen (esguince de cuello), esguince lumbar y otros tipos de traumas similares, la curación se puede producir en un día si el paciente visita al acupuntor el mismo día en el que se inicia la dolencia.

Cuando el paciente visita al acupuntor varios días después de la dolencia, se pueden necesitar dos ó tres días de tratamiento para curarlo.

La duración del tratamiento en los trastornos agudos o recientemente desarrollados, generalmente son más cortos que los trastornos  crónicos y  de duración prolongada, aunque puede haber excepciones.

Generalmente, los trastornos funcionales toman menos tiempo para ver el resultado o la curación que los trastornos sustanciales.

Intervalos de tiempo entre sesiones de tratamiento:

En general, el estímulo continuo tiene más efecto. Si se trata de forma temprana y continua, los trastornos generalmente se curan en poco tiempo sin combinar con un tratamiento a base de hierbas.

Hoy en día, la mayoría de los pacientes visitan la clínica una vez por semana. En este caso, incluso combinando con tratamiento a base de hierbas, las enfermedades se tardan más en curar y en poder ver los resultados.

Tomemos como ejemplo a los pacientes con parálisis de Bell. Si reciben tratamientos de acupuntura inmediatamente después de la aparición y continuamente todos los días, la mayoría de ellos se curará en cinco o seis días sin tomar hierbas. Incluso sería bueno recibir acupuntura dos veces al día, y el tiempo de curación se puede reducir a tres o cuatro días.

Si los pacientes reciben tratamiento de acupuntura dos veces por semana, toman hierbas simultáneamente, se puede tardar en curar de cuatro a seis semanas.

Otro ejemplo es un dolor severo causado por trastornos como neuralgia del trigémino. Los tratamientos deben ser para extinguir el Fuego con Agua, continuamente, sin parar hasta que el Fuego sea controlado. De lo contrario, el dolor se detiene o disminuye después del tratamiento, pero se inflamará dos días después. La acupuntura practicada de forma continua apagará el fuego y extinguirá el viento en un vigoroso esfuerzo. El trastorno puede curarse en poco tiempo y sin reaparición.

En el capítulo Zhong Shi (Terminación y Comienzo) de Ling Shu, se dice:

“Después de evaluar el pulso, la frecuencia del tratamiento puede ser una vez al día, cada dos días o dos veces al día”.

Según la experiencia, la mayoría de los trastornos son resueltos de forma mucho más efectiva con tratamientos realizados cada dos días.

Por otro lado, hablando de tratamientos a niños pequeños, debido a las constituciones más endebles, se dice: “la punción a niños pequeños es como poner la mano en la sopa caliente (sin la retención), y está bien agujerear más de una vez al día”. Los niños pequeños no necesitan punción profunda porque sus músculos y piel son superficiales. Ya que no se quedarán quietos para la retención de la aguja, poner la aguja más de una vez al día compensará los resultados de la insuficiente efectividad por la colocación de agujas poco profundas y de corta duración.

El mejor momento para realizar el tratamiento de acupuntura.

El resultado de la acupuntura será mejor si el tratamiento se realiza en un momento de acuerdo con la circulación del Qi y la Sangre en los canales y su relación con los trastornos.

Por ejemplo, el punto Taiyang de sangrado puede tratar trastornos múltiples y se realiza mejor por la mañana ya que el Qi y la Sangre circulan en la parte superior.

Para tratar el insomnio, pinchando en el ápice del oído para extraer varias gotas de sangre, el mejor momento será por la tarde cuando el Yang está a punto de entrar en Yin.

Para tratar el dolor lumbar, el mejor momento es por la tarde  alrededor de Shen (1-3 p.m.) y Wei (3 -5 p.m.), cuando el Qi y la  Sangre circulan por Taiyang de la mano y el pie.

Otros métodos para seleccionar cual es el mejor período de tiempo para el tratamiento se relacionan con el flujo y el reflujo de los canales, el ascenso o el descenso del Qi y la Sangre, y los relojes biológicos. Todos ellos mejorarán la eficacia del tratamiento.